Torre Bombarda

Puntos de interés

 L'Alfàs del Pi
Torre Bombarda

Debido a los frecuentes ataques de corsarios y piratas berberiscos, durante el siglo XVI el litoral valenciano era la frontera más peligrosa del reino. 
Por este motivo, Felipe II promovió un sistema centralizado de defensa de la costa mediterránea y de las Islas Baleares basado en torres vigías. 
Las torres, conocidas en su época como atalayas, se construyeron en lugares estratégicos para proteger puertos, poblaciones costeras, ríos y albuferas donde el enemigo se podía abastecer de agua. En el extremo septentrional de la Serra Gelada se construyó la torre Bombarda, cuya función era vigilar la bahía de Altea de ataques enemigos y defender la playa de l’Albir. Está situada en un punto estratégico de control del mar y, de hecho, en este mismo emplazamiento tres siglos después se levantó el faro de l’Albir. 

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi llevado a cabo un proyecto de excavación arqueológica y restauración de la torre, el único elemento patrimonial del municipio declarado Bien de Interés Cultural. Esta intervención ha contribuido a ampliar la información histórica y arquitectónica del monumento, del que se conocían muy pocos datos. 
Además, se ha protegido su estructura y se ha detenido el proceso de degradación al estaba sometida debido, sobre todo, a las inclemencias meteorológicas. 
Con esta puesta en valor, la torre Bombarda se ha convertido en uno de los elementos más significativos de nuestro patrimonio cultural.


Lugares y rutas cercanas