Isla de Benidorm

Puntos de interés

 Benidorm
Isla de Benidorm

Cerrando la bahía hay una isla triangular, llamada L'Illa y también Isla de los Periodistas, que actúa como reclamo para los visitantes cuya vista se encuentra diariamente con ella. Circulan historias mitológicas sobre su origen relacionadas con el gigante Roldán. La leyenda se refiere a que Roldán se enamoró de una bella dama a la que amó profundamente. Sin embargo la amante cayó enferma y sólo parecía sobrevivir con los rayos del sol. Roldán, desesperado, asestó un tremendo golpe a la montaña del Puig Campana (cuya hendidura es visible y famosa) y el trozo viajó al mar formando L'Illa y así demoró la puesta del sol durante unos minutos. Más tarde llegó el inevitable final y el gigante temido llevó el cuerpo de su mujer hasta la isla para que allí descansara dejándose ahogar a su lado sin dejar de cogerle la mano.
A pesar de ser una isla de pequeña superficie, forma parte del encuadre paisajístico propio de la bahía de Benidorm, quedando aproximadamente equidistante entre las dos playas que delimitan la costa de la ciudad. Por tal motivo, la imagen de la isla asociada a las playas de Benidorm es una impronta para todos los residentes que visitan la ciudad.
La isla de Benidorm conforma una masa rocosa de aspecto triangular (vista desde la playa) y de unas 6.57 Has, con una longitud máxima de 350 m y una anchura máxima de 260 m. Presenta un relieve abrupto que alcanza los 73 m de altura y se encuentra separada de la costa por unas 2,5 millas de mar.
Es una prolongación en sentido sudoeste del macizo rocoso de Sierra Helada, situado al este de la ciudad. Está constituida por rocas calizas y margosas del período Aptense del Cretácico inferior, que constituyen el arco de cordilleras prebéticas (sistema prebético interno), careciendo apenas de suelo fértil, siendo esto un factor limitante para la presencia de vegetación


Lugares y rutas cercanas