Ermita de Santa Lucía

Puntos de interés

 Denia
Ermita de Santa Luca


Alrededor de las villas cristianas e inmersas en el espacio rural, en los límites con bosques, silvas y algunas en áreas entonces desérticas, durante los siglos XIV y XV-época de la Conquista Cristiana- se levantan ermitas que presentan unos rasgos similares en cuanto a su arquitectura. Son edificios uninave, con capillas laterales o no, cubiertas de armadura de madera y tejado a doble vertiente. Cabecera plana con techumbre sostenida por arcos diafragma apuntados.  Su presencia es constatada en todo el ámbito valenciano.

La ermita de Santa Llúcia es un claro ejemplo de las ermitas de la “Conquista”, tanto por su emplazamiento, como por sus características arquitectónicas. Este edificio religioso data del S.XV con posteriores remodelaciones entre los años 1708-1812. Es un edificio de nave única, de planta rectangular y su interior está elegantemente dividido en dos tramos  por un arco central apuntado formado por sillares y dovelas de piedra tosca, tan característica en la construcción de edificios de la época. Su refuerzo estructural se refleja en los contrafuertes exteriores unidos a los muros construidos con la técnica de mampostería. En cuanto a su fachada principal destaca el portal de acceso formado por un arco de medio punto con sillares y dovelas. Coronando la fachada podemos observar una espadaña de cronología posterior. El interior de la ermita se halla muy remodelado y la imagen de Santa Llúcia es bastante reciente.

Del patrimonio mueble más antiguo se conserva un cáliz datado en la segunda mitad del S.XVII, que presenta en su base una imagen de Santa Llúcia.


Lugares y rutas cercanas