ondara

Ondara: mucho más que toros

En nuestro recorrido semanal por el norte de la Costa Blanca, desde la Guía del Turista os invitamos a que nos acompañéis hoy hasta el municipio de Ondara. Situada en el corazón de la comarca de la Marina Alta, Ondara es mucho más que su gran emblema, la Plaça de Bous, conocida por albergar numerosos festejos taurinos de diferente índole y por su valor monumental y arquitectónico. Ya hablamos de ella en otro post de nuestro blog, por lo que únicamente recordar que se trata de una construcción que data de 1901 y que destaca por sus elementos de estilo arabesco, una sólida estructura de mampostería y mortero que fue remodelada hace más de 50 años, adquiriendo la belleza de la que presume hoy día.

Pero Ondara es un municipio con personalidad, que ha crecido y progresado mucho en los últimos años, poniendo en valor un centro histórico reformado donde destaca la Plaça del Mercat y, en ella, su Torre del reloj, declarada BIC (Bien de Interés Cultural). Se trata de la única torre que queda en pie de las cuatro con que contaba el antiguo castillo musulmán que dominaba esta localidad.

También merece una parada para disfrutar la Font de la Carxofa, construida a finales del siglo XIX. Su simbolismo e importancia para los ondarenses se equipara al cariño que conceden a su céntrico convento, edificio que data del siglo XVII y que alberga la imagen de la Virgen de la Soledad, patrona de Ondara. La iglesia, construida un siglo antes (en el XVI) es otro de los lugares de interés, como lo son dos espacios abiertos muy significativos: el lavadero municipal y el Assut, una presa de piedra de origen musulmán.

El prado, el emblema

Aunque, si hemos de quedarnos con algún edificio histórico (siempre dejando de lado a la plaza de toros) ese será, sin duda, el edificio de El Prado. Restaurado recientemente (en 2010), esta construcción histórica destinada hoy a un espacio multiusos era el centro neurálgico antaño y continúa siendo, hoy día, el punto de encuentro para los habitantes de Ondara. Se ha convertido hoy día en una instalación clave para albergar eventos y dinamizar la vida cultural, social y económica del municipio, sin olvidar su atractivo como antigua sede del mercado agrícola y de abastos que todavía puede observarse en su estructura.

Modernismo, tradición y funcionalidad se combinan en este mismo y único espacio, de referencia para la comarca de La Marina y la Provincia de Alicante.

Leer Más

benidorm altura

Benidorm, una ciudad de altura

Benidorm es famosa por muchos motivos. Uno de ellos, sin duda, es el skyline, esa línea que marca en las alturas la hilera de rascacielos de una ciudad. Singular y llamativo, por no decir espectacular, el skyline de Benidorm distingue esta cosmopolita ciudad turística haciendo que se divise desde muy lejos sin posibilidad de confundirse.

De hecho, esta gran característica hace que la capital turística de la Costa Blanca sea incluso un lugar turístico muy interesante a nivel mundial, ya que es muy extraño encontrar tantos rascacielos en una ciudad que no sea un centro económico financiero, como es el caso. Se comenta que, después de Nueva York, Benidorm (salvando las distancias, obviamente) es la ciudad que más edificios de estas características tiene por cada uno de sus habitantes, lo que no deja de ser curioso y llamativo.

En la actualidad en el skyline de Benidorm luce más de 25 edificios que superan los 100 metros de altura; y más de 300 de ellos presumen de tener un mínimo de 15 plantas, por lo que no son aptos para gente que tenga vértigo. Los tres rascacielos más altos son el edificio residencial In Tempo, que se inauguró en el 2013 y que cuenta con 200 metros de altura y 47 plantas; el Gran Hotel Bali, levantado en el año 2002 con 52 plantas; y la Torre Lugano, que es también un edificio residencial que se eleva a 158 metros de altura con 43 plantas y se inauguró en el año 2007.

Un hecho curioso es que los edificios están situados de tal manera que los de delante no tapan la vista al mar de los que están situados detrás, algo valorado por turistas y residentes, que pueden ver el mar desde prácticamente cualquier edificio de la ciudad.

Y el centro histórico…

Junto a estos enormes edificios convive de forma harmoniosa el centro histórico, que todavía conserva cierta esencia del pueblo marinero en el que antaño era Benidorm hasta finales de los años 50 y años 60, cuando aprovechando el ‘boom’ turístico la ciudad se desarrolló urbanística y demográficamente, adquiriendo progresivamente las dimensiones con las que se conoce en la actualidad.

Desde La Guía del Turista os invitamos a dar una vuelta por Benidorm y a subir a alguno de sus edificios más elevados para disfrutar de este paisaje urbano tan característico. Benidorm: una ciudad de altura.

Leer Más

feslali

Alcalalí y sus almendros se visten de fiesta en febrero

Ya os hemos hablando en más de una ocasión de la belleza que adquieren los paisajes de la Vall del Pop, en la comarca de la Marina Alta, cuando llega el invierno. La floración de sus almendros brinda un paisaje blanco característico y singular que hace las delicias de vecinos y visitantes. Para disfrutar de esta riqueza paisajística, pero no sólo con la vista sino con los cinco sentidos, en Alcalalí viene celebrándose desde años atrás el conocido como ‘Feslalí’, un evento que busca poner en valor todo el potencial que ofrecen a la par este cultivo tan propio del mediterráneo y las distintas poblaciones que se aglutinan en torno a esta Vall, entre las que se encuentra Alcalalí.

Las actividades del programa Feslalí “Alcalalí en flor” se celebran durante todo este mes de febrero, concluyendo el próximo día 25. Variedad y calidad distinguen un programa donde destacan como actividades más representativas la Ruta de la Tapa en los bares, restaurantes y comercios de Alcalalí, que alcanza este año su tercera edición, además de las visitas guiadas tanto a la Torre Medieval como  al Museo Etnológico.

Concretando algunas de ellas, destacar el encuentro  #InstaMeetFeslalí que se celebrará en el citado Museo Etnológico el domingo de febrero sobre las  de la mañana o, un poco más tarde, una actividad de Geocaching con salida desde la Plaça de l’Ajuntament.

Para el siguiente sábado, 17 de febrero, la organización ha preparado una caminata senderista en familia, a la que seguirá un atractivo Showcooking temático, en el que se prepara leche de almendra; un taller de cocina infantil donde los niños harán dulces con almendras de Alcalalí o una demostración de oficios tradicionales, con la confección de capazos de “llata”. Al día siguiente, domingo, para quemar los dulces y hacer un poco de ejercicio en familia se ha planificado una caminata senderista. Será a las 10 de la mañana.

El último fin de semana de febrero el Feslalí acogerá una interesante Fira d’Oficis i Productes de la Terra, que ha contado con una muy buena acogida en ediciones anteriores, que se completará con talleres infantiles y paseos en tren de madera y una Cata de aceites locales, en este último caso en el Museo Etnológico,.

Para el domingo, último día, se ha programado una visita a los huertos de almendros con la SAT Llauradors d’Alcalalí, por la mañana, junto a otras actividades para niños. La clausura este interesante festival de los almendros en flor de Alcalalí será a las 18 horas.  ¡No os lo perdáis! Es una recomendación de la Guía del Turista.

Leer Más

parcent

Parcent, una joya paisajística en el corazón de la Marina

En anteriores entrada del blog de La Guía del Turista os hemos hablado del gran atractivo que ofrece La Vall del Pop, en la comarca de la Marina Alta, y de los distintos municipios que se asientan en esta zona privilegiada. Gastronomía, paisajismo, naturaleza, arquitectura rural, tranquilidad…muchas son las cosas que nos ofrece la Vall del Pop. A todas ellas pone su granito de arena Parcent.

Esta antigua alquería, que en 1248 fue conquistada por Jaime I, se levanta 350 metros por encima del nivel del mar. Ell le confiere la posibilidad de ofrecer unas vistas espectaculares desde algunos de los puntos que rodean a este típico municipio rural del Mediterráneo. Sus paisajes, las muchas rutas para la práctica del ciclismo y del senderismo que parten de esta localidad y su espíritu deportivo a la par de aventurero que caracteriza a Parcent, con la organización de eventos relacionados la pelota valenciana, el parapente o el rally, con la subida cronometrada al Coll de Rates.

Parcent es, por consiguiente, un destino ideal para los amantes del turismo activo a los que también guste combinar de otros placeres como el descanso y relax, o disfrutar de la arquitectura mediterránea que caracteriza su casco urbano. Si dais un paseo por Parcent os recomendamos que visitéis su iglesia, el lavadero, la cooperativa o el Museo de la Almazara.

Referente del senderismo…y la gastronomía

Pero si por algo se distingue Parcent es por ser punto de partida de infinidad de rutas senderistas. Muchas de ellas atraviesan la Serra del Carrascar de Parcent, siendo la circular es una de las más conocidas y concurrida. En este último caso el excursionista podrá disfrutar con la Font de la Foia, la Cova dels Coloms, el Mirador de Parcent, el  Tossal d’Alpolupi, la Penya des Carrascar, Sa Malladeta de sa Carena, la Torre de Guaita, el Coll de Rates y, por último, la Penya Talaia. El descens es realitza pel Camí de la Pansa.

Y, para recuperar fuerzas, qué mejor destino que un lugar donde se concentran algunos de los mejores restaurantes y bares de la zona, con fogones que dan calor a platos tradicionales (como el ‘Espencat’ o la ‘Coca amb pebrera i tomaca’) que conservan la esencia de la ‘Cuina de la Marina’, y distintas bodegas que, pese a ser pequeñas, no censan en su empeño por mejorar unos caldos característicos que aprovechan las singulares características de esta zona privilegiada de la Comunitat.

Leer Más

senija mo

Senija: un museo abierto en el sur de La Marina Alta

En nuestro recorrido semanal por La Marina, desde el blo de La Guía del Turista os invitamos a hacer una parada en Senija. Este pequeño municipio situado al sur de la Marina Alta se enclava en La Vall del Pop reúne diferentes alicientes que lo hacen merecedor de una visita. Entre ellos, queremos destacar un elemento que hace singular y característica a esta tranquila población: sus fachadas y paredes. Si os preguntáis por qué decimos esto, cuando lleguéis a Senija lo comprobaréis con vuestros propios ojos, ya que encontraréis toda una serie de obras pictóricas que adornan fachadas donde antes antiguamente sólo había cal.

Todo un conjunto de murales e intervenciones artísticas que adornan muchas fachadas del pueblo y que son el resultado de la primera edición de proyecto M.O.S. (Museo Abierto Senija), cuyos participantes han expresado su creatividad artística con multitud de colores, imágenes y diversidad para recrear de diferentes mundos, a través de estos espacios ocupados por pinceladas multiformas y coloreadas.

Dar un paseo por Senija y descubrir estas intervenciones en las fachadas es otra manera de hacer turismo, disfrutando tranquilamente de una combinación perfectamente equilibrada entre el arte, la tradición y la preservación de espacios urbanos. Cuando hayáis disfrutado del paseo, antes de abandonar Senija, os recomendamos también que disfrutéis de su entorno rural, aprovechando la ocasión para hacer alguna ruta a pie dejándoos llevar por el encanto del paisaje típicamente mediterráneo que envuelve este municipio, que limita con Benissa y Gata de Gorgos.

Y, para reponer fuerzas, no olvidéis parar en alguno de sus bares típicos para disfrutar con la gastronomía autóctona de Senija, con diversidad de sabores y aromas. Como plato estrella, desde La Guía del Turista nos quedamos con las pelotas de puchero, pero ya sabéis que es una simple cuestión de gustos. De hecho, a mediados de abril Senija celebra la conocida como Ruta de la Pilota de Putxero. Un día de tradición y ocio donde se ofrece un itinerario de bares donde degustar a precios populares este plato característico. La ruta se completa con un mercado artesanal y diferentes actividades para pequeños y mayores.

Animaros a descubrir Senija, repleta de espacios para encontrar pinceladas a través de los sentidos.

Leer Más

centro de cultura gastronomica

La Marina: sede de la cultura gastronómica del Mediterráneo

La gastronomía, uno de los principales atractivos turísticos de La Marina, continúa protagonizando buenas noticias. La Generalitat Valenciana acaba de anunciar que Dénia será la sede del Centro Internacional de Cultura Gastronómica del Mediterráneo.

Lo ha hecho en un marco inmejorable y de referencia: La Feria Internacional de Turismo de la Marina (Fitur), donde también ha estado presente el Grupo Melic (responsable y editor de La Guía del Turista y la revista Xiquets, la revista de las familias de la Marina) presentando sus últimos proyectos.

El Centro Internacional se ubicará en el CdT Marina Alta de Dénia y coordinará todas las políticas relacionadas con la gastronomía de la Comunitat Valenciana. La elección refuerza el papel que tiene Dénia como bandera gastronómica de la Comunitat Valenciana, tras su designación como Ciudad Creativa de la Gastronomía de la UNESCO.

Turno para Madrid Fusión

Con esta buena noticia se presentará la ciudad a otra cita no menos importante: El congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión, que se celebra del 22 al 24 de enero. Dénia estará presente con un estand individual situado en la zona de la plataforma gastronómica nacional Saborea España, a la que pertenece desde hace tres años, junto a otros diez destinos.

Durante los tres días del congreso, el estand de Dénia difundirá la gastronomía local a través de degustaciones saladas y dulces. Asimismo, participará de la mano de los cocineros del restaurante La Setla, Ximo Salvá y Miguel Frutos, en la Ruta de la Tapa que Saborea España ha organizado para el martes 23 de enero en el congreso.

Para la ocasión, los chefs prepararán una rosquilleta de masa de coca con bonito en semi salazón, pimientos asados, aguacate, asadillo, crema de esgarrat y ajo negros y un “zumbao” o bollo de harina japonesa cocido al vapor con relleno cremoso de all i pebre y anguila ahumada. Como novedad,  incorporarán una tapa dulce consistente en un pastisset de boniato.

Desde el blog de La Guía del Turista os animamos a acudir a Madrid Fusión o, si no tenéis oportunidad, a que saboreéis y disfrutéis la gastronomía de La Marina en alguno de los muchos y variados restaurantes que podréis encontrar tanto en la costa como en el interior de nuestras comarcas.

Leer Más

valero de palma

La casa de la Marquesa Valero de Palma: ejemplo del auge de la burguesía dianense

Hace tan sólo unos días se ha conocido que la rehabilitación de la Casa de Valero de Palma ha echado a rodar. El proyecto, en espera ya desde hace años, prevé que tal inmueble, ubicado en la céntrica calle Cavallers en Dénia, se convierta en un museo de historia que pueda dar continuidad a los fondos y testimonios históricos que alberga el actual Museu Etnològic, ubicado en unas dependencias colindantes a la citada casa.

Estos trabajos no sólo permitirán a Dénia y a la Marina disponer de un nuevo espacio museístico, sino también recuperar un caserón que forma parte del patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad y la comarca, poniéndolo en valor y facilitando que se pueda visitar y apreciar por vecinos y turistas.

Ambas fincas, ubicadas como hemos dicho en la calle Cavallers (en pleno centro de la ciudad) y situadas también junto a la que ya está siendo rehabilitada en la vecina calle Sant Josep, constituyen una muestra y testimonio directo del ascenso y poder de la clase burguesa durante la etapa dorada que vivió la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX y primeros años del siglo XX,  a consecuencia del comercio de la pasa.

En sus orígenes fue una vivienda en época árabe, pero también llegó a ser un palacete, hacer las labores de escuela, convertirse en un hospital y, hasta 2006, sede del Conservatorio de Música Tenor Cortis de Dénia. Su arquitectura, historia y esencia hacen que esta vivienda constituya, sin duda, una de las mejores muestras de las lujosas viviendas construidas por la burguesía en pleno centro histórico durante la época de esplendor de la exportación de la pasa.

Una zona que, desde el blog de La Guía del turista, os invitamos a conocer. Un paseo por las calles adyacentes a la plaça de la Constitució (que acoge al Ayuntamiento) os servirá para contemplar grandes y excepcionales caserones cuyas dimensiones y estructura hablan de una clase social emergente y acomodada que lideró el crecimiento de la ciudad, constituyendo parte fundamental de su etnología e idiosincrasia.

 

Valero de Palma

Su nombre, casa de la marquesa Valero de Palma, está relacionada con Álvaro Valero de Palma, destacado político de finales del siglo XIX. Miembro del Partido Conservador, fue elegido diputado por el distrito de Denia en las elecciones generales españolas de 1899 y 1903, tras las que hubo graves incidentes provocados por los seguidores del candidato que no fue elegido, Luis Armiñán Pérez, quien contaba con el apoyo de José Canalejas. Denunció el caciquismo en la Marina Alta y recibió el citado título de marqués en 1902 del papa León XIII.

Leer Más

benissa san antoni

La Marina arranca su calendario festivo con la Fira i Porrat de Benissa

Con el nuevo año, y tras la llegada de Papá Noel, los pajes reales y sus majestades de oriente, La Marina inicia un nuevo año cargado de eventos culturales, actividades para todos los públicos y festividades patronales en cada uno de sus municipios.

La celebración de San Antoni del Porquet, con la clásica bendición de animales, tiene lugar en prácticamente todos los municipios, aunque dependiendo de sus orígenes se vivirá con mayor tradición  y devoción en unos u otros. No obstante, si hablamos de fiestas patronales que se viven de forma singular en un municipio, el calendario festivo arranca este mes de enero con la Fira i Porrat de Benissa, declarada de Interés Turístico Local.

En este municipio del sur de la Marina Alta se desarrolla todo un programa de actos y actividades durante prácticamente tres semanas, convirtiéndose en una cita obligada tanto para los Benisseros como también para vecinos de otras poblaciones limítrofes y turistas que eligen este mes de temporada baja para visitar Benissa y La Marina.

Atracciones feriales, bendición de los animales, degustación de productos típicos, ferias de ganado, mercado medieval en el centro histórico y una gran diversidad de actividades culturales y deportivas así lo argumentan y justifican, de la mano de un programa donde no faltan propuestas para todos los gustos y públicos. Las fechas para este año, en concreto, son del 12 a 28 de enero.

Durante este periodo los tres museos y espacios culturales del municipio desarrollan un papel esencial acogiendo nuevas exposiciones y muestra de gran nivel. Se trata, como os hemos dicho en otros artículos del Blog de la Guía del Turista, de la  Casa Museu dels Abargues, el Espai d’Art Contemporani y la Antiga Sala del Consell.

Es cierto que, durante años, esta feria fue el centro comercial de la comarca. Como también lo es el hecho de que, durante algunas décadas, perdió vigor y atractivo. Pero desde los años 80 y 90 el esfuerzo de sus vecinos, deseosos de conservar la traición y orgullosos de su idiosincrasia, han logrado que la Fira i Porrat de Sant Antoni sea un referente por su variedad y calidad.

Foto: El Mirall de la Marina

Leer Más

cavall verd

El Cavall Verd: El último reducto de la resistencia de los Moriscos

Con una altura de 793 metros, el Cavall Verd es una montaña que se sitúa entre los términos municipales de Benigembla y Vall de Laguart, en la comarca de la Marina Alta. Es uno de los macizos más elevados de la provincia de Alicante y su nombre evoca la figura legendaria de un caballo verde que los moriscos esperaron en vano, ante el enfrentamiento contra el ejército de Felipe III. El mismo se produjo a consecuencia de la publicación en 1609 de un edicto de expulsión dictado por el mismo monarca.

Muchos de estos moriscos eran ricos y poderosos puedes habían acumulado gran cantidad de pertenencias, dinero y tierras. Sin embargo el edicto dejaba bien claro que no podían llevarse consigo las mismas, ni tan siquiera esconderlas, bajo amenaza de pena de muerte. Únicamente tenían derecho a cargar el equipaje que fueran capaces de transportar encima. Es más, el documento obligaba a todos los moriscos a abandonar con la máxima celeridad tierras españolas y volver a África, disponiendo únicamente de tres días para llegar a Denia y embarcar,  pues pasado ese tiempo ya no se garantizaba su seguridad.

El Castillo del Pop

En el collado de la montaña de El Cavall Verd se encuentran los restos del Castillo de Pop, uno de los últimos reductos de la resistencia de los moriscos del antiguo Reino de Valencia. La cima del Cavall Verd constituía un enclave perfecto, ya que estaba muy protegido por las montañas y desde aquel punto era fácil comunicarse mediante señales con otros puntos del interior. Además, el puerto de Dénia se encontraba muy próximo, por lo que prácticamente no había un sitio mejor para resguardarse, lo que hicieron mediante la construcción de un castillo: el Castillo del Pop.

Unos 17.000 moriscos acampados en la cima de la montaña del Pop, armados con hondas, piedras y alguna ballesta, se enfrentaron a cinco mil soldados españoles de los tercios de Nápoles y Sicilia que integraban una máquina militar perfectamente pertrechada y armada. Como resultado de aquel combate, el ejército de Felipe III masacró a miles de moriscos y el resto se refugió en los escarpados riscos del Cavall Verd, cima cuyo nombre evoca precisamente la figura legendaria de un caballo verde que esperaron en vano para que los salvara. Allí resistieron unos pocos días sin agua ni alimento hasta su capitulación final.

Con aquella revuelta desesperada, los moriscos de la Marina Alta intentaron oponerse a la decisión de la monarquía española de expulsarlos de la patria de sus antepasados, donde como herederos de la cultura islámica habían vivido durante siglos. Se perdió dos tercios de su población: desde los puertos de Denia y Jávea partieron unos 42.000 moriscos rumbo a Orán en un exilio forzoso y que pasó factura al antiguo Reino de Valencia desde un punto de vista económico, demográfico, social y cultural, suponiendo un duro revés para el Reino de Valencia, en general; y para la Marina, en particular.

Leer Más

tarbena

Tàrbena: Turismo rural en La Marina con aroma y acento mallorquín

En 1609 la expulsión de los Moriscos de la península ibérica pasó factura a muchas regiones y municipios españoles. La Marina fue uno de los territorios más afectados, sufriendo una despoblación en algunos casos alarmante. Sin embargo, la repoblación de aragoneses, catalanes y mallorquines, fundamentalmente, permitieron rescatar del olvido algunos asentamientos y zonas

Éste el caso de Tàrbena, un pequeño municipio de montaña situado en la Marina Baixa donde, sin necesidad de coger el barco o el avión, podemos sentirnos muy cerca de Mallorca. La llegada de distintas familias procedentes de ‘ses illes’ (especialmente de municipios como Santa Margalida) en el siglo XVII ha dejado su impronta en este enclave geográfico donde es posible escuchar valenciano con acento balear y la utilización del artículo salado (‘sa’ en lugar de ‘la) o saborear algunos manjares típicamente mallorquines como la sobrasada casera o las ensaimadas.

Hasta Tàrbena acudieron agricultores (‘pagesos’) mallorquines para ocupar y trabajar las fértiles tierras y cultivos que los moriscos se vieron obligados a abandonar. Con su esfuerzo, su integración y carácter, han labrado un pueblo con un encanto casi único. Y es que, aunque se trata de pequeño municipio de aproximadamente 700 habitantes. Tàrbena cuenta con algunos elementos dignos de ser visitados:

-La iglesia: Situada en la plaza, la Iglesia de Santa Bárbara, iniciada en 1721 tiene rasgos barrocos en su bóveda, y es llamativa por la belleza y la riqueza de sus decorados.

-El castillo de Tárbena: Hablamos de una fortaleza de origen musulmán, si bien la mayoría de sus elementos pertenecen a reformas cristianas. Lo encontraremos en el cerro Segué, a una altura de 700 metros de altura. Su situación, como la de casi todos los castillos, no responde al azar, sino a una cuestión estratégica ya que desde este lugar se dominaba el valle y el acceso a Parcent por el Coll de Rates.

-Además de la iglesia o el castillo, si nos queda tiempo también podemos visitar el Museo Etnológico, que nos permitirá conocer las tradiciones y formas de vida de los habitantes de Tàrbena a lo lo largo de los años.

Patrimonio rural y senderismo

Además de visitar el castillo o comernos un buen arroz con judías o un suculento potaje (platos característicos de la gastronomía de Tàrbena junto a sobrasadas y ensaimadas), este enclave montañoso cuenta entre sus principales alicientes con dos rutas para la práctica del senderismo, que nos permitirán disfrutar al mismo tiempo de un entorno privilegiado, de un paisaje típicamente mediterráneo y un patrimonio rural casi envidiable, gracias a un legado de arquitectura rural donde predominan masías, corrales, riu-raus,  abancalamientos de piedra en seco, fuentes y otros elementos propios de ese entorno.

Por un lado tenemos la ruta circular Tárbena-Font des Olbis, que nos llevará por un paisaje lleno de sabinas y parajes tan pintorescos como el de “sa muntanya” con panorámicas de la Vall de Tárbena. La caminata, de dificultad media, nos llevará hasta la Font des Olbis.

Otra opción no menos interesante es la ruta Tàrbena-Picassàries, que nos conducirá por las alquerías de la vall de Tàrbena, alcanzando varias fuentes como la de Benissalim, el Tossal de Sant Bàrbera  y la font des Tarongeret. La llegada a la alquería de Picassàries nos recompensará con unas magníficas vistas de la sierra de Ferrer.

 

Leer Más