Museo de xabia

De museos por Xàbia: La casa-Palau de Antoni Banyuls

En jornadas como las que hemos vivido esta semana, con tiempo adverso que prácticamente nos impide hacer actividades al aire libre, conviene buscar otras alternativas. Una de ellas, muy recomendable, es la visita a algunos de los distintos e interesantes museos que encontramos en La Marina. En este post del blog de la Guía del Turista queremos que nos acompañéis a Xàbia, concretamente a su museo principal.

También conocido como la Casa-Palau de Antoni Banyuls, el Museo de Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco de Xàbia se enclava en pleno centro histórico, concretamente en uno de los edificios más relevantes de la villa. Su primer propietario y constructor, Antoni Banyuls (que falleció en 1662), fue un personaje de importancia por su proximidad al rey Felipe III, de quien fue mayordomo. El palacio, levantado durante la primera mitad del siglo XVII, presenta una magnífica fachada de piedra “tosca”.

En su interior, tres plantas donde se distribuyen pinturas (en la planta primera encontraréis una selección de 32 obras legadas por el pintor local J.B. Segarra Llamas),  interesantes restos de arqueología submarina en la planta superior y también hallazgos localizados en yacimientos terrestres. Todos ellos hablan de una localidad con mucha historia relacionada con el mar, básicamente, y también con el Montgó,  la montaña (hoy parque natural) que ha condicionado a lo largo de la historia la vida de dos municipios vecinos como son Dénia y Xàbia.

Todos los rincones del museo merecen ser visitados, tanto por la importancia del contenido como por la belleza del continente, aunque si se debe destacar alguna cosa, nos quedaríamos con la rica colección de piezas recuperadas en distintos puntos del litoral javiense con gran presencia de  ánforas, cerámicas de todas clases, anclas de piedra, plomo o hierro y restos de embarcaciones. Restos y materiales que atestiguan  una intensa actividad comercial con otros pueblos, especialmente a partir del siglo III, con el inicio del proceso de romanización, y que tuvo al vino (producido en esta zona por los íberos), salazones, aceite y productos agrícolas autóctonos (caso del almendruco, la pasa…) como protagonistas esenciales.

Actividad comercial que ha sufrido distintos vaivenes durante la historia, con periodos prósperos como el Andalusí o durante el siglo XIX y otros con mayor escasez en cuanto a actividad económica con otras regiones como la Galia francesa, la península itálica u otras regiones del mediterráneo más oriental, como ocurrió en el bajo Medievo.

El Museo de Xàbia abre de martes a viernes de 10 a 13 y de 17 a 20 horas, aunque los sábados, domingos y festivos sólo por la mañana, 10 a 13 horas, permaneciendo el lunes cerrado. En verano, durante los meses de julio, agosto y septiembre, los horarios serán de de martes a viernes de 10 a 13 y de 18 a 21 horas; y los sábados , domingos y festivos de 10 a 13 horas . Lunes, también cerrado

Leer Más

Ruta Riusraus Denia

Un recorrido por la ruta de la pansa de Dénia. ¿Te apetece?

Tras un veranito de playa y descanso, arrancamos septiembre con fuerza en el blog de la Guía del Turista (LGT). Por ello, en este nuevo post os proponemos un viaje hacia el pasado, aprovechando este tiempo de vendimia en la Marina Alta.

En concreto, queremos que nos acompañéis en un recorrido que nos conducirá a través de la ruta que seguían esos carros cargados de pasa cuando llegaban a Dénia, al objeto de vender esa preciada mercancía que sería posteriormente embarcada con dirección a Inglaterra, Francia o los Estados Unidos de América.

La actividad, englobada en la oferta que podéis encontrar en la web de la ruta dels riuraus (http://www.rutadelsriuraus.es/ ), describe algunos lugares de este peculiar itinerario que seguían los campesinos y agricultores que llegaban a tierras dianenses cansados después de la temporada de vendimia pero, a la vez, esperanzados en el futuro y ávidos por cobrar una suculenta cantidad de dinero por este manjar tan preciado en aquella época.

El primer alto en el camino lo hacían en la plaza Valgamediós, también conocida como plaza del Oeste, que hacía de portada antes de encarar el centro de la ciudad y, por ende, la fachada marítima de la ciudad. Esos carros, tirados mayormente por mulos, continuaban su periplo a través de las actuales calles Loreto (hoy peatonal plagada de restaurantes donde tapear), Mayor o Pare Pere. En todo caso, siempre en dirección este. Allí, en los viales paralelos o perpendiculares a Marques de Campo, caso fundamentalmente del carrer La Mar, tenían su sede gran parte de los almacenes  de las empresas comercializadores, donde las manos experimentadas de muchas mujeres las seleccionaban con cura.

Muchos de esos almacenes todavía se pueden intuir en la actualidad, ya que su estructura apenas ha cambiado, acogiendo hoy día locales de ocio y algunos restaurantes, especialmente en el citado carrer La Mar. De camino hacia el centro de la ciudad deberéis pasar por la calle Cavallers, sede del Museu Etnológic, dedicado precisamente a esa época dorada y de esplendor económico que vivió la ciudad gracias a todo esta actividad comercial.

Esta fisonomía también queda evidente en la plaza del Convent, donde se puede divisar con facilidad uno de los almacenes más importantes de la época: el Almacén de los Ingleses.

De ahí, bajando por la calle Marqués de Campo nos encaminaremos hacia la zona de “El moll del martell” para coger “La Panseta”, el barco solar de Baleària que comunica las dos vertientes portuarias y que, precisamente, debe su nombre a la importancia de la pasa.

A bordo de esta pequeña pero coqueta y ecológica embarcación nos imaginaremos como viajaban los laúdes que en aquella época transportaban mercancías y pasajeros hasta los grandes barcos (primero grandes veleros y, con el devenir y la revolución industrial, grandes vapores) que, debido a su gran calado, atracaban en medio del puerto. Estas navieras, pertenecientes a distintas compañías, tal y como hemos dicho, zarpaban con toneladas y toneladas de pasa a puertos de medio mundo, dando fama mundial a la pansa de la Marina Alta y otras comarcas colindantes.

Leer Más

Escalda

Agosto con sabor a Moscatel en La Marina

Si hablamos de agricultura y de gastronomía, en la Marina uno de los productos estrella es la uva moscatel. De hecho, muchas de las fiestas y tradiciones que se disfrutan en las poblaciones de la Marina están ligadas a este cultivo, a su siembra, vendimia y también posterior ‘escaldà’. Precisamente esta actividad es una de las citas clásicas y obligadas del verano. Más concretamente de finales de verano, cuando ya asoma la vendimia.

El último fin de semana de agosto el municipio de Jesús Pobre y su conocido riurau vivirán un año más esta tradición convertida en una auténtica celebración que comparten a la par vecinos y visitantes; orgullosos los primeros de rememorar y mostrar cómo se llevaba a cabo el escaldado y secado de la uva, y dichosos los segundos por disfrutar en directo de un proceso que permite conocer un ritual esencial en la cultura e idiosincrasia de esta zona y de este cultivo.

Declarada ya, con mucho merecimiento, Bien de Interés Cultural (BIC) material, l’Escaldà es un ritual que comienza con la propia recolección de racimos, que se trasladan en carro tirado por animales hasta el propio riurau (estructura clásica de piedra y madera que estaba presente en una gran parte de las propiedades y fincas que se dedicaban a este cultivo). Una vez descargada la fruta se efectúa la posterior “tria” para descartar los granos que puedan estar picados o más deteriorados para, a continuación, ir sumergiendo paulatinamente todos los racimos en una cavidad acondicionada expresamente para la ocasión donde brota un líquido especialmente preparado con sosa cáustica cuya elevada temperatura (la cavidad se ha calentado con ramas y leña previamente) produce que los granos vayan abriéndose y desprendiéndose de la piel, facilitando su posterior secado. Este último se lleva a término sobre unos cañizos que se aposentan en los alrededores del propio riurau hasta convertirse en pasa tras airearse y dorarse al sol.

Teulada, también

Un poco más hacia el sur, pero igualmente hacia finales de agosto, también se rinde homenaje a la uva moscatel. Es en otro de los centros neurálgicos de este cultivo, en Teulada, donde se lleva a cabo un variado programa de actos que tienen como hilo conductor al denominado Moscatel de Alejandría. Exposiciones, degustaciones de vino a cargo de los productores de diferentes asociaciones,

Y otras citas culturales y festivas que tienen como guinda el traslado  en carro desde la cooperativa Sant Vicent Ferrer hasta el riurau del bancal Roig de la uva, que allí se cortará y se escaldará para convertirse finalmente en pasa. Todo ello aderezado por actuaciones musicales y cenas populares donde vecinos y turistas comparte mesa, mantel y mucho moscatel.

Leer Más

Excursiones paisajes (1)

Los paisajes de la Marina…bajo las estrellas

¿Os habéis planteado salir a caminar por la noche, aprovechando el fresquito, y descubrir algunos de los paisajes más atractivos y espectaculares de La Marina? A partir del 17 de julio (y hasta el 9 de agosto) podréis hacerlo gracias a una estupenda iniciativa del Ayuntamiento de Dénia que os llevará a conocer parajes desconocidos, poco frecuentados o que, simplemente, cambian su fisonomía por la noche con la luz de las estrellas.

En total el programa incluye unas 14 salidas con un menú variado tanto por el término de Dénia como por distintos municipios y enclaves de La Marina, pero siempre con el paisaje, la observación y respeto por el medio natural como denominadores comunes. Turistas y visitantes, vecinos y habitantes de la comarca pueden compartir esta iniciativa que guiará a los participantes hacia la Vía Verde o Les dunes de Les Marines, ofrece un recorrido por el paisaje de bosque mediterráneo; una visita al espectacular Jardín de l’Albarda de Pedreguer en una tarde de concierto; una agradable estancia para saborear el Mercat del Riurau de Jesús Pobre, con degustación de productos de la tierra, o una ruta para indagar en la marjal de Pego-Oliva. Para los desplazamientos se utilizará el transporte público, evitando, siempre que sea posible, el uso de vehículos particulares.

Además de estos espacios clásicos, muchos de los cuales han merecido un post en el Blog de la Guía del Turista, el programa igualmente incluye  a visita a la Vall de Laguar para admirar la arquitectura rural de piedra seca; un huerto de agricología en Benidoleig; el área recreativa de la montaña de Segària; la popular pero no menos atractiva Cova de l’Aigua, en el Montgó; el río Alberca, con una sesión de observación astronómica guiada; la escarpada costa de Les Rotes, donde en esta época pueden observarse (con un poco de suerte) el paso de ballenas y cetáceos; el pinaret de La Xara, lugar excelente para disfrutar de una jornada de picnic con la familia, pero a la vez desconocido por muchos vecinos y turistas.

Además de la variedad y riqueza paisajística, lo realmente interesante es todas estas visitas guiadas con expertos han sido planificadas para que pueda participar una gran cantidad de personas, ya que las rutas cuenta con un nivel de dificultad bajo, fácilmente asumible para cualquier persona que tenga unos hábitos básicos de andar. La única excepción (tomad nota) puede ser la ruta de Benimaurell a Fleix en Vall de Laguar (26 de julio) y la visita a la Cova de l’Aigua (2 de agosto), que tienen un grado de dificultad medio.

Eso sí: para todas las excursiones y visitas  se recomienda siempre asistir equipado con agua y calzado cómodo, a poder ser zapatillas de senderismo o calzando de montaña.

Para participar es imprescindible hacer una inscripción previa al correo deniaviva@ayto-denia.es indicando el nombre completo y edad de los participantes y un teléfono de contacto.

Leer Más

Playa Albir

El Albir: la playa más cosmopolita de La Marina

Entre la tranquila y bella Altea y la archiconocida y animada Benidorm podéis encontrar una playa con personalidad propia. Al amparo del parque natural de Serra Gelada, la playa del Albir pertenece al municipio de Alfaz del Pi, aunque si destaca por algo, además de por sus cantos rodados, es por albergar un auténtico cresol de culturas. Posiblemente hablamos de la playa más cosmopolita de la Marina y, nos atreveríamos a decir también que, de toda la Costa Blanca.

Más de 50 nacionalidades así lo acreditan. Personas de diferentes países y continentes que conviven en esta zona costera y lo hacen prácticamente de forma permanente, lo que le confiere una identidad singular a la playa de El Albir. Sin embargo, aquí variedad no implica cantidad. De hecho,  tanto el pueblo de Alfaz como su extensión costera abarcan toda una zona residencial y de vacaciones lejos de las masificaciones y con multitud de calas con encanto y aguas cristalinas.

Cresol de Culturas

En la playa de El Albir, tal y como hemos dicho, encontraréis una gran variedad de nacionalidades, con predominio de alemanes, franceses, noruegos, holandeses, belgas… y, por supuesto, británicos, aunque estos últimos, a diferencia de otros escenarios turísticos como Xàbia o la propia Benidorm, no constituyen la mayoría. Sin embargo, la convivencia y buena armonía luce en todos los rincones de la playa de El Albir, donde hay todo tipo de servicios e instalaciones donde se hablan un mínimo de dos o tres idiomas.

Peluquerías, tiendas, restaurantes, iglesias… todo lo necesario para dar servicio a las diferentes nacionalidades que conviven aquí. Las tiendas de prensa venden además periódicos de sus lugares de origen. Y es que los extranjeros han encontrado en Alfaz del Pí y en su playa un pequeño paraíso en el mediterráneo donde poder disfrutar de sus culturas y costumbres en un clima inigualable.

Playa familiar y sin aglomeraciones

Debido al tipo de playa, es una playa poco aglomerada. La mayoría de sus visitantes son extranjeros y suelen ir acompañados por sillas para ponerse a pié de orilla y disfrutar del buen tiempo y del sol.

Las familias también tienen su hueco en la Playa del Albir. El ayuntamiento tiene instalados dos parques infantiles a lo largo de la playa, dotados de toboganes, rocódromos, columpios y bancos, con un suelo de arena fina, muy cómodo para los más pequeños.

Leer Más

Benidorm parque temático

El Benidorm más temático: Naturaleza, agua y diversión

Sol, playa, gastronomía, ambiente nocturno…Benidorm es, sin duda, la capital turística de la Costa Blanca. A sus casi ilimitados servicios y oferta hotelera, la ciudad presenta un envidiable catálogo de parques temáticos que complementan y enriquecen su propuesta de ocio para adultos y pequeños.

Hasta parques temáticos podemos encontrar en Benidorm. Desde el blog de la Guía del Turista os hemos preparado en este post un pequeño resumen de cada uno para que podáis elegir y disfrutarlos:

El más conocido es, sin duda, Terra Mítica. Allí encontraréis todo un mundo de aventura y diversión recorriendo en  un parque temático que propone un recorrido por la historia de las antiguas civilizaciones mediterráneas: Egipto, Grecia, Roma, Iberia y Las Islas. Atracciones de agua, mecánicas, de recorrido… además del Ave Fénix, con caída libre de 60 m. ¡De vértigo!

Si preferimos diversión con los animales y la naturaleza como hilo conductor podéis optar por otro los grandes conocidos: Terra Natura. Con 320.000 m2, este pequeño oasis lleno de vida permite observar más de 1.500 animales de 200 especies diferentes (de los cuales hay 50 en peligro de extinción) y hasta 2.500 ejemplares de flora que residen en entornos con recreaciones exactas de su hábitat original.

Si lo que deseáis es refrescaros, una buena opción puede ser Aqua Natura. Allí encontraréis 40.000 metros cuadrados de superficie del complejo acuático donde el visitante encontrará un sinfín de toboganes además una piscina de olas, piscinas infantiles, además de una zona multiaventura que incluye un rocódromo horizontal, una línea de anillas colgantes y una red.

Pero, para emociones fuertes y buenos escabuzones, sin duda Aqualandia, el mayor parque acuático del continente europeo. Dentro de su amplia variedad de atracciones, VertiGo es la preferida por los más intrépidos. Con sus 34 metros de altura, el equivalente a un edificio de 12 plantas, se corona como el tobogán cápsula más alto del mundo.

Y, si queremos mezclar animales y agua, tenemos, por un lado Mundomar. En este caso se trata de un completo parque de animales marinos y exóticos. Flamencos, papagayos, delfines… para disfrutar de espectaculares actuaciones, restaurantes, zonas de picnic y su espléndido mirador. ¡El parque ideal para vivir experiencias inolvidables!

A todo tren…con el TRAM

Para facilitar el acceso a los diferentes parques, todas aquellas personas que compren su entrada en las taquillas asistidas de cualquiera de las estaciones del TRAM (Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana) entre Alicante y Dénia podrán realizar con el precio establecido a cada entrada el viaje de ida y vuelta en tren. La oferta también incluye el desplazamiento desde la estación hasta el mismo parque en autobús.

Para acceder a los parques los usuarios del TRAM deben enlazar con la Línea 01 de autobuses urbanos de Benidorm, junto a la propia estación del tren. El horario de estos autobuses se puede consultar en sus propias paradas. En el caso de Terra Mítica existe, además, una lanzadera directa con el parque que parte desde el apeadero de Terra Mítica.

Leer Más

Bous a la mar

Julio festivo en La Marina

Julio (y también agosto) es sinónimo de fiestas populares y patronales en La Marina. Especialmente en la comarca de la Marina Alta, donde la oferta festiva es tan amplia como variada.

Benissa a finales de abril, Teulada poco después, Jesús Pobre a comienzos de junio, los moros y cristianos de Calpe y Pego, las hogueras de San Juan en Xàbia…citas no han faltado en una mascletà festera que alcanza durante la segunda semana de julio uno de sus tramos más sonoros y espectaculares con las fiestas que Denia dedica a la Santíssima Sang. Dicho de otra forma: la festividad que tiene como emblema los archiconocidos Bous a la Mar, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, además del colorido desfile de carrozas.

Música, baile, eventos culturales y gastronómicos, actividades lúdicas para niños, teatro…el programa de fiestas dianense promete nueve días de diversión y entretenimiento para vecinos y turistas,  con jornadas temáticas dedicadas a diferentes tipos de públicos y espacios distintos donde desarrollar cada uno de los espectáculos planificados. No os perdáis el menú festivo para estos próximos días.

Pedreguer y Ondara toman el relevo

Aún con las fiestas de Dénia en plena efervescencia el municipio de Pedreguer tomará el relevo. La llamada catedral dels ‘Bous al carrer’ ofrece un espectáculo taurino digno de ver con entradas de reses de diferentes clases y ganaderías, que son desafiadas por los quintos provistos de cañas y cañizos. Momentos de cierta tensión en un reto que suelen siempre ganar los jóvenes, que obligan a los astados a retroceder, al menos en sus primeros encuentros. Pedreguer también oferta conciertos musicales y múltiples citas de entretenimiento, pese a que las entradas de toros y suelta de vacas son un clásico irrenunciable que se sirve como indiscutible plato principal.

Y tras Pedreguer, el municipio vecino de Ondara, con las fiestas populares en honor a Sant Jaume, toma el relevo. Si en Dénia los toros se remojan en el puerto y en Pedreguer recorren continuamente las principales calles de la ciudad, en Ondara los astados actúan en la plaza de Toros, la conocida como Joya Levantina, de la que ya hemos hablado en otro post del blog de la Guía del Turista. En este recinto taurino se planifican diferentes actos taurinos que destacan por su originalidad (como el fútbol vaca) o espectacularidad (caso del concurso de recortadores).

En Ondara las penyas tienen igualmente un marcado protagonismo con los ‘garitos’ (casetas) que montan en el recinto de El Prado (antiguo mercado de abastos reformado hace pocos años para la celebración de eventos de todo tipo). Cuando acaben las fiestas en Ondara asomará agosto, y con él las fiestas en Els Poblets, Orba, El Verger, Jalón…y el resto de municipios de la comarca. Una fiesta que no para. ¿Podrás con ella?

Leer Más

Museo del mar

Tesoros del mar…de Dénia y en Dénia

Si vais caminando por el paseo puerto, pegados al mar, os percataréis de que el antiguo edificio de la lonja de pescado ha abierto nuevamente sus puertas. La diferencia es que, en lugar de acoger la tradicional subasta de pescado o la venta del género fresco del día pescado por las barcas dianenses, ahora el recinto está ocupado por ánforas, fotografías, vitrinas con objetos antiguos, restos arqueológicos, pantallas y paneles explicativos. Sin embargo, el mismo elemento cohesiona el contenido de antaño con el actual: el mar.

Y es la vieja lonja, tras meses de rehabilitación, acoge desde hace pocas semanas, la muestra ‘Tresors de la mar de Dénia’. Una exposición temática permanente en un 80% con mäs de un millar de piezas relacionadas con la arqueología y la etnología, muchos de ellos recuperados del fondo de las aguas. Todas ellas ayudan a comprender la estrecha e íntima relación que tiene Dénia con el Mediterráneo. Destaca, justo a la entrada una notable colección de ánforas (más de 40) que servían para transportar el vino y el aceite en los navíos romanos. Y entre ellas,  la pieza más antigua de la exhibición: un ánfora masaliota del siglo VI en la que se transportaba vino.

El 20% restante de la exposición está integrado por una colección fotográfica y una sala audiovisual en la que se realizarán proyecciones y se presentarán pequeñas exposiciones. Durante el verano se podrá ver un documental sobre la historia del Pòsit de Dénia, pero la intención es que con el tiempo se vayan incorporando otras propuestas.

Además de las recuperadas en pecios y yacimientos subacuáticos, la muestra resulta especialmente curiosa porque gran parte de los objetos exhibidos corresponden a donaciones que muchos vecinos han hecho a lo largo de los años pero que no habían podido ser expuestas en por falta de un lugar específico. El repaso por la historia finaliza con una colección fotográfica de Emilio Oliver Morand, de 1915 aproximadamente.

Y nuestro recorrido a lo largo de estas fantásticas instalaciones nos permitirá observar también todo un conjunto de interesantes maquetas de barcos y navíos de diferentes periodos históricos, pero que en su mayoría fondearon en estas aguas durante épocas pasadas.

Por su ubicación, privilegiada, y las características de espacio y luminosidad del local, esta muestra se convertirá sin género de duda en un referente para residentes y turistas. No os perdáis la exposición. Cien por cien recomendable. Y no tengáis prisa cuando la visitéis. Disfrutarla.

Leer Más

Museo chocolate Vila

La Vila…y su fábrica de chocolate

Sus orígenes marineros, sus playas, sus singulares fachadas de colores frente al mar…hablamos de la Vila. Pero, si por algo es conocida la capital administrativa de la Marina Baixa es también, y en gran medida, por su tradición chocolatera. Allí reside una de las marcas de referencia en el sector, Chocolates Valor. Su trayectoria, productos y buen hacer se pueden obsevar con detenimiento en el Museo del Chocolate Valor, cuya visita os recomendamos desde el blog de La Guía del Turista.

Creado en 1998 y reconocido por la Generalitat Valenciana en 2008 como Museo Valenciano del Chocolate, sus instalaciones dan a conocer el proceso de elaboración de este rico alimento, su conservación e investigación. Posee además una de las mejores colecciones de maquinaria de esta industria chocolatera.

Se ubica en el que, antaño, fue sede de la pequeña fábrica familiar. De hecho, el museo permite al visitante recorrer los 500 años de historia de este alimento, desde los tiempos en que el cacao se molía en piedra hasta la actualidad. El recorrido por dentro de la fábrica se realiza por una pasarela alta y acristalada que bordea las instalaciones y a la que se accede mediante una escalera. A continuación van sucediéndose toda una serie de paneles explicativos que ilustran al visitante sobre los orígenes, las variedades de cacao existentes, su introducción en España y los utensilios empleados a través de los siglos para su consumo.

Las imágenes del chocolate fundido se entremezclan con el olor a cacao y el sabor a tradición, en una sucesión de  tabletas, onzas, bombones, cacao en polvo y otros tantos productos que harán al visitante la boa agua. Entre las dependencias visitables se incluye igualmente un pequeño jardín en el que se podrá observar la existencia de auténticas plantas de cacao –en una especie de invernadero- así como algunas piezas de maquinaria que se empelaban años atrás en la elaboración de los productos chocolateros, caso de tipos de moldes antiguos para elaborar tabletas, huevos de pascua, bombones… Y junto a ellos una gran cantidad de anuncios, etiquetados, fotografías antiguas, etc .

La zona de envasado también se puede visitar, así como una pequeña exposición de la evolución del logo de la marca, de etiquetas y algunas esculturas completaban la visita. La visita concluirá en la tienda, donde se suele ofrecer una pequeña degustación de diferentes tipos de chocolates.

En suma, un auténtico placer para los sentidos.

Leer Más

playa calpe

Baños de sol en la Marina: Las playas y calas de Calpe

Aunque es mayormente conocida por el Peñón de Ifach, el municipio costero de Calpe es uno de los principales núcleos turísticos de La Marina. Sus más de13 km de costa, en la que se reparten con 14 playas y calas, así como su oferta gastronómica y de servicios convierten a Calpe en un referente en la zona sur de la Marina Alta.

En Calpe podréis elegir entre playas kilométricas de arena fina y dorada, pequeñas calas de arena o costas vírgenes de rocas con acantilados. Sin duda entre su oferta playera destacan, por encima del resto, el Arenal-Bol y La Fossa-Levante. La naturaleza urbana de ambas y su extensión kilométrica las hacen ideales para pasear relajadamente, o disfrutar de los deportes y actividades náuticas.

No obstante, si indagamos un poco más podremos hallar otras zonas de baño más tranquilas pero igual o más atractivas. Y es que la oferta de calas que encontramos en Calpe constituye también uno de sus principales alicientes, siendo lugares perfectos para la práctica del submarinismo, los deportes náuticos o simplemente relajarse y dejar pasar el tiempo escuchando el sonido del mar.

Aquí os dejamos algunas de ellas. Simplemente se trata de buscarlas y disfrutarlas:

Cala del Morelló

¿Quién dijo que no puede haber calas urbana? Como ejemplo está Cala Morelló. Situada en el paseo marítimo Infanta Elena, junto a la Torre del Molí o del Morelló (S. XIX), esta pequeña pero nostálgica cala nos transportará a tiempos pasados. De hecho, allí encontraremos  los conocidos Baños de la Reina, una estructura de época romana que siglos atrás albergó una antigua piscifactoría y unas termas.

Cala La Manzanera

En un entorno seductor se esconde La Manzanera. Enclavada junto al anfiteatro natural que da nombre a esta misma cala, nos permitirá disfrutar de las vistas de los edificios del arquitecto Ricardo Bofill, que fueron modelo de la arquitectura avanzada de los años 70 por su colorido y concepción geométrica.

Cala Gasparet

El acceso por mar es el único modo de llegar a esta pequeña y tranquila cala natural de grava y cantos rodados,  que tiene como fondo la alargada silueta de la Sierra de Toix. Muy recomendable.

Cala El Collao

Hacia el sur de Cape encontraremos la cala El Collao, Al igual que Gasparet, sólo podremos acceder a ella por mar, aunque el esfuerzo valdrá la pena. Sus  70 metros de longitud y su  entorno natural único a hacen especialmente recomendable para la práctica del buceo y la pesca. No dejéis de visitarla.

Leer Más