Altea casco histórico

Altea: disfrutar del color del Mediterráneo

En la Marina, una de las visitas obligadas para cualquier amante de los viajes y el turismo es Altea. Esta joya de la Costa Blanca merece, cuanto menos, un día de visita recorriendo sus calles, descubriendo rincones con encanto, observando panorámicas desde miradores fantásticos…y un centro histórico que destaca por su belleza y singularidad, con un conjunto de fachadas blancas, calles empedradas y empinadas, comercios tradicionales, terrazas con restaurantes…y un ambiente que respira la esencia del Mediterráneo por los cuatro costados.

En el casco histórico encontraremos, entre otros puntos de interés,  el mercado municipal y el ayuntamiento, así como una plaza con una pequeña iglesia, donde antaño se levantaba un convento de franciscanos.  Desde allí arrancan dos itinerarios que nos permitirán alcanzar el corazón de la antigua Altea. El primero de ellos nos conducirá por la Costera del Mestre de la música, desde donde nace una escalinata entre casas encaladas que os llevará hasta el mirador de la glorieta. Desde ahí, a un paso, la plaza de la iglesia, con los restos de un aljibe de la última etapa del Medievo.

Otra opción es elegir la subida por la calle Pont de Moncau, que linda con el interesante bario de la Bellaguarda, donde destaca una plaza que acoge la la reconstrucción de una antigua torre vigía y que conserva también parte de la antigua muralla. La calle Pont de Moncau termina en la  conocida como la Plaza de la Cruz, a cuya izquierda arranca la Cuesta de los Machos donde se encuentra la Fundación Eberhard Schlotter, siempre con exposiciones interesantes, y el Portal Vell.

Ya en pleno centro histórico, cruzaremos el arco que divisaremos en el ala izquierda para subir, a continuación, por una de las arterias principales de la ciudad: la calle mayor, poblada por pequeñas tiendas de artesanía y un gran número de restaurantes con encanto. Os invitamos a seguir escalando para llegar hasta el centro neurálgico: la Plaza de la Iglesia, con un mirador que permite divisar el mar y el parque natural de la Font Gelada, con Benidorm al horizonte y el Puigcampana como vigilante eterno de este conjunto exquisito.

y su mirador. En dicha plaza podréis disfrutar de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, el principal símbolo de Altea, con sus dos cúpulas de tejas azules y conocida como “La Cúpula del Mediterráneo”.

Aprovechad para callejear, tomaros algo en alguna terraza o simplemente saborear la esencia mediterránea que domina este punto de una ciudad como Altea.

Leer Más

Actividades en Familia

Recorriendo Dénia y la Marina: Programa de visitas y excursiones

A partir del mes de octubre, y durante el resto del año, tenéis la ocasión de disfrutar de un programa completo de actividades relacionadas con el turismo, el ocio, la cultura y el entretenimiento. Como es costumbre, con la llegada del otoño el Ayuntamiento de Dénia ha hecho público su propuesta semanal de actividades, dentro del espacio denominado Activitats en familia, de cara a la temporada 2019/2020.

La propuesta incluye música y teatro, excursiones por los paisajes y medios naturales de Dénia y otras poblaciones de La Marina Alta,  además de un ciclo de visitas guiadas Arqueología y paisajes, sin olvidar un ciclo de cine infantil en valenciano. Todas ellas son gratuitas, requiriendo algunas de ellas simplemente la confirmación de la asistencia (En el teléfono 96 642 02 60 en el correo electrónico: deniaviva@ayto-denia.es habiendo de plazo hasta las 14 horas del jueves previo a cada excursión).

La programación de este año incluye 9 excursiones que recorrerán paisajes de Jesús Pobre, la Xara, el marjal de Pego-Oliva, Gata, Xàbia, de Forna a Villalonga, el Pla de Petracos, Vall de Laguart, les Marines y el Montgó de Dénia, y las calas de BenissaEn cuanto a la programación de Arqueología y paisajes, están previstas visitas guiadas al Museu de la Mar de Dénia, el Alt de Benimaquia, el puerto de Dénia, la Cueva de la Catxupa (arte rupestre levantino) y la Xara, en relación al arte de la piedra picada.

A lo largo de nuestra web os iremos recordando, por fechas, las excursiones y actividades más destacadas, haciendo hincapié en aquellas que consideremos más interesantes para conocer y disfrutar de La Marina. De momento, para el próximo domingo 7 de octubre os recomendamos la visita titulada “Un  paseo amable por el paisaje rural de Jesús Pobre, con vista incluida al árbol milenario y al Mercat del Riurau.

Para el mes siguiente,  el 4 de noviembre, hay prevista una excursión al Pla de Petrarcos para visitar el bosque de Carrascas de la Marina Alta, del que ya os hablamos en un anterior post del blog de la Guía del Turista. Merece mucho la pensa. Y sólo dos semanas después, concretamente el  18 de noviembre, se organizará una visita de carácter cultural: “Descubrir el palacio del Conde de Dénia”. Sin duda una estupenda ocasión para ilustrarse un poco más sobre la historia de la ciudad acercarse a la importante figura del Duque de Lerma, también Marqués de Dénia.

De cara al mes de diciembre, con el que se dará por concluido el primer trimestre, debéis reservaros en la agenda dos fechas importantes: el domingo dos de diciembre, con una visita para descubrir el paisaje agrícola, árboles monumentales y dunas naturales del término de Dénia, con paradas en La Xara, la Vía Verde y la playa de Las Marinas; y el nueve de diciembre, donde aprovechando el puente tendréis la ocasión de volver al castillo para disfrutar de una visita guiada que os permitirá conocer la antigua Iglesia de Santa María y la Vila medieval de Dénia, incluidos ambos en el interior de las murallas.

Leer Más

Museo de xabia

De museos por Xàbia: La casa-Palau de Antoni Banyuls

En jornadas como las que hemos vivido esta semana, con tiempo adverso que prácticamente nos impide hacer actividades al aire libre, conviene buscar otras alternativas. Una de ellas, muy recomendable, es la visita a algunos de los distintos e interesantes museos que encontramos en La Marina. En este post del blog de la Guía del Turista queremos que nos acompañéis a Xàbia, concretamente a su museo principal.

También conocido como la Casa-Palau de Antoni Banyuls, el Museo de Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco de Xàbia se enclava en pleno centro histórico, concretamente en uno de los edificios más relevantes de la villa. Su primer propietario y constructor, Antoni Banyuls (que falleció en 1662), fue un personaje de importancia por su proximidad al rey Felipe III, de quien fue mayordomo. El palacio, levantado durante la primera mitad del siglo XVII, presenta una magnífica fachada de piedra “tosca”.

En su interior, tres plantas donde se distribuyen pinturas (en la planta primera encontraréis una selección de 32 obras legadas por el pintor local J.B. Segarra Llamas),  interesantes restos de arqueología submarina en la planta superior y también hallazgos localizados en yacimientos terrestres. Todos ellos hablan de una localidad con mucha historia relacionada con el mar, básicamente, y también con el Montgó,  la montaña (hoy parque natural) que ha condicionado a lo largo de la historia la vida de dos municipios vecinos como son Dénia y Xàbia.

Todos los rincones del museo merecen ser visitados, tanto por la importancia del contenido como por la belleza del continente, aunque si se debe destacar alguna cosa, nos quedaríamos con la rica colección de piezas recuperadas en distintos puntos del litoral javiense con gran presencia de  ánforas, cerámicas de todas clases, anclas de piedra, plomo o hierro y restos de embarcaciones. Restos y materiales que atestiguan  una intensa actividad comercial con otros pueblos, especialmente a partir del siglo III, con el inicio del proceso de romanización, y que tuvo al vino (producido en esta zona por los íberos), salazones, aceite y productos agrícolas autóctonos (caso del almendruco, la pasa…) como protagonistas esenciales.

Actividad comercial que ha sufrido distintos vaivenes durante la historia, con periodos prósperos como el Andalusí o durante el siglo XIX y otros con mayor escasez en cuanto a actividad económica con otras regiones como la Galia francesa, la península itálica u otras regiones del mediterráneo más oriental, como ocurrió en el bajo Medievo.

El Museo de Xàbia abre de martes a viernes de 10 a 13 y de 17 a 20 horas, aunque los sábados, domingos y festivos sólo por la mañana, 10 a 13 horas, permaneciendo el lunes cerrado. En verano, durante los meses de julio, agosto y septiembre, los horarios serán de de martes a viernes de 10 a 13 y de 18 a 21 horas; y los sábados , domingos y festivos de 10 a 13 horas . Lunes, también cerrado

Leer Más

Ruta Riusraus Denia

Un recorrido por la ruta de la pansa de Dénia. ¿Te apetece?

Tras un veranito de playa y descanso, arrancamos septiembre con fuerza en el blog de la Guía del Turista (LGT). Por ello, en este nuevo post os proponemos un viaje hacia el pasado, aprovechando este tiempo de vendimia en la Marina Alta.

En concreto, queremos que nos acompañéis en un recorrido que nos conducirá a través de la ruta que seguían esos carros cargados de pasa cuando llegaban a Dénia, al objeto de vender esa preciada mercancía que sería posteriormente embarcada con dirección a Inglaterra, Francia o los Estados Unidos de América.

La actividad, englobada en la oferta que podéis encontrar en la web de la ruta dels riuraus (http://www.rutadelsriuraus.es/ ), describe algunos lugares de este peculiar itinerario que seguían los campesinos y agricultores que llegaban a tierras dianenses cansados después de la temporada de vendimia pero, a la vez, esperanzados en el futuro y ávidos por cobrar una suculenta cantidad de dinero por este manjar tan preciado en aquella época.

El primer alto en el camino lo hacían en la plaza Valgamediós, también conocida como plaza del Oeste, que hacía de portada antes de encarar el centro de la ciudad y, por ende, la fachada marítima de la ciudad. Esos carros, tirados mayormente por mulos, continuaban su periplo a través de las actuales calles Loreto (hoy peatonal plagada de restaurantes donde tapear), Mayor o Pare Pere. En todo caso, siempre en dirección este. Allí, en los viales paralelos o perpendiculares a Marques de Campo, caso fundamentalmente del carrer La Mar, tenían su sede gran parte de los almacenes  de las empresas comercializadores, donde las manos experimentadas de muchas mujeres las seleccionaban con cura.

Muchos de esos almacenes todavía se pueden intuir en la actualidad, ya que su estructura apenas ha cambiado, acogiendo hoy día locales de ocio y algunos restaurantes, especialmente en el citado carrer La Mar. De camino hacia el centro de la ciudad deberéis pasar por la calle Cavallers, sede del Museu Etnológic, dedicado precisamente a esa época dorada y de esplendor económico que vivió la ciudad gracias a todo esta actividad comercial.

Esta fisonomía también queda evidente en la plaza del Convent, donde se puede divisar con facilidad uno de los almacenes más importantes de la época: el Almacén de los Ingleses.

De ahí, bajando por la calle Marqués de Campo nos encaminaremos hacia la zona de “El moll del martell” para coger “La Panseta”, el barco solar de Baleària que comunica las dos vertientes portuarias y que, precisamente, debe su nombre a la importancia de la pasa.

A bordo de esta pequeña pero coqueta y ecológica embarcación nos imaginaremos como viajaban los laúdes que en aquella época transportaban mercancías y pasajeros hasta los grandes barcos (primero grandes veleros y, con el devenir y la revolución industrial, grandes vapores) que, debido a su gran calado, atracaban en medio del puerto. Estas navieras, pertenecientes a distintas compañías, tal y como hemos dicho, zarpaban con toneladas y toneladas de pasa a puertos de medio mundo, dando fama mundial a la pansa de la Marina Alta y otras comarcas colindantes.

Leer Más