segaria

Segària: El Gegant de Pedra

Muy cerca del mar, en una posición estratégica, vecino y muro que delimita con el Parque Natural de La Marjal de Pego-Oliva, torre que vigila y salvaguarda los municipios de Ondara, El Verger y los que componen La Retoría. Hablamos, obviamente, de la Serra de Segària, también conocida como El Gegant de Pedra.

La Marina agrupa dos de las comarcas más montañosas de toda la Comunitat Valenciana. Entre ellas, por su situación y simbología, Segària merece un post en el Blog de La Guía del Turista. Sus poco más 500 metros de altura (una altura relativamente modesta en comparación con otros macizos vecinos) no le restan ni envergadura ni atractivo.

Los acantilados de su cresta, las maravillosas vistas que permite de las dos provincias limítrofes (la de Valencia, al norte; y la de Alicante, al sur), su agreste configuración y orografía singular propician multitud de rutas y senderos que parten y llegan desde las poblaciones que se refugian al amparo de este gigante.

Rutas y senderos que permiten disfrutar de distintos atractivos como la visita a la Cova Bolumini (se requieren unos 30 minutos para verla detenidamente), la Cova Fosca que se alojan en las escarpadas y singulares crestas que dibujan su silueta.

Sus grandes atractivos:

-La Cova Bolumini: uno de los grandes atractivos de Segària. La encontraremos entre palmitos y vegetación. Una cavidad alargada y profunda, de unos 750 metros de longitud con techos altos y húmedos que permitirán saciar nuestra curiosidad, ya que se trata de una gruta con todos los elementos geológicos típicos de las oquedades naturales, en las que la acción del agua filtrándose a lo largo de los milenios ha creado fantásticas esculturas en suelo, techo y paredes.

Recorrerla no entraña ninguna dificultad. Tan solo es aconsejable llevar buena iluminación, ya que al fondo existen algunas simas profundas y por tanto peligrosas si no se advierte su presencia. Cuidado con el suelo, que podría estar embarrado y resbaladizo a causa de las filtraciones de agua.

-La Cova Fosca: Se distingue por su característica entrada, que recuerda la forma de una gota de agua antes de caer que conviene cruzarla agachado o a rastras por su poca altura. Es cierto que no cuenta con la belleza de la Cova Bolumini, pero sus 50 metros de profundidad se pueden recorrer sin ninguna dificultad. Su nombre responde a la gran cantidad de oquedades y abrigos que se pueden encontrar en ello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *