fallas denia

Fallas en Dénia: ¡Que se encienda la mecha y comience la fiesta!

Acerándonos al final de este cálido invierno y, por tanto, aproximándonos también la inicio de la primavera, en La Marina comienza a oler a pólvora. La que se queman en poblaciones como Calpe, Benidorm, Pego o, sobre todo, Dénia. En todas ellas se viven las fallas, aunque es esta última donde la tradición fallera, el presupuesto de los monumentos y la cantidad de comisiones ensalzan la fiesta para llevarla a un lugar de honor en el amplio calendario festivo dianense.

Los actos falleros ya vienen sucediéndose en  las últimas semanas, aunque es en este mes de marzo cuando van ganando en intensidad hasta alcanzar su recta final en los días inmediatos al 19, festividad de San José y apogeo de la festividad josefina, con la ofrenda  a la Mare de Déu y la cremà de los ninots. La cuenta atrás para los once distritos falleros se inició ya con la exposición del Ninot, que puede visitarse en el Centre d’Art l’Estació durante estos próximos días, en una cita imprescindible. Y continuará estos dos próximos fines de semana con el pregón, la crida y el sopar de germanor, donde coinciden todos los falleros bajo una misma carpa para compartir mesa, mantel, baile y mucha fiesta.

De aquí en adelante, disparo diario de carcasas para recordar la proximidad de los días grandes, que arrancarán el fin de semana del 13, 14 y 15 de marzo, con los trabajos de la plantà y la Nit de les Albaes. Este año, como novedad, la Junta Local Fallera de Dénia ha introducido una novedad en el programa: una cabalgata del foc. Equivale a lo que tradicionalmente se conoce como Correfocs, por lo que se espera un espectáculo piromusical con diversión, pólvora y mucho, pero que mucho fuego. Tendrá lugar en la noche del sábado 14 de marzo, con inicio al final de la calle Marqués de Campo, junto a la sede de Cruz Roja Dénia, y fiesta fina en la plaza del Consell.

Tras un breve impás, pero ya con los ninots en el carrer, el martes 17 arrancará la llamada trilogía festera, con passacarrers, música, mascletaes y verbenas en los distritos falleros y las entregas de premios como actos más destacados, en unos días en los que la ciudad rezuma alegría, fiesta y mucho ambiente prácticamente en todos los barrios. El jueves 19, con la festividad de San José, será el turno del fuego, que por la noche irá consumiendo sin piedad cada uno de los 23 monumentos (11 fallas grandes, otras tantas pequeñas y la que planta la Junta Local Fallera) para renovar la fiesta y dar el pistoletazo de salida a un nuevo año.

‘Senyor pirotècnic: pot començar la mascletà!’

Leer Más

Marques de Campo de Día

Marqués  de  Campo: Emblema de Dénia y de La Marina

La Marina Alta ofrece paisajes rurales, urbanos y costeros espectaculares y emblemáticos. Uno de ellos, sin duda, es la  calle  Marqués  de  Campo  de Dénia.  Esta coqueta calle que desemboca en el mar no sólo es la arteria principal  de  esta ciudad sino también  una  de  las  referencias  urbanas  de  la  Marina  Alta.  Constituye  el  centro  vital  y  neurálgico  de  Dénia,  pues  allí  residen  una  gran  cantidad  de  bancos,  comercios,  cafeterías  y  restaurantes,  que  sacan  sus  sillas  y  mesas  ocupando  toda  la  calle  cuando  ésta  se  cierra  durante  los  fines  de  semana,  en  periodos  festivos  y  en  jornada  vespertina  cada  verano.  Esta  medida  favorece  el  tránsito  de  peatones  e  incrementa  el  ambiente  y  atractivo  de  este  singular  vial,  al  que  distinguen  los  enormes  árboles  plataneros  que  la  revisten  y  una  gran  cantidad  de  edificios  que  conservan  su  fachada  de  época.

Debe  su  nombre  a  D.  José  Campo,  alcalde de Valencia e importante  personaje  del  S.  XIX  que  realizó  grandes  mejoras  en  la  ciudad,  tales  como  la  creación  de  una  fábrica  de  gas  para  el  alumbrado,  la  implantación de la vía  de  Ferrocarril  Dénia-Carcagente  y  la  iniciación  y  constitución  de  la  Sociedad  de  Obras  del  Puerto. Su legado fue tan destacado que el Rey Alfonso XII le concedió el título de Marqués, de ahí el nombre de calle Marqués de Campo. Actualmente  es  escenario  insustituible  de  un  gran  número  de  eventos  que  se  celebran  en  la  ciudad,  caso  del  gran  desfile  de  carrozas  y  comparsas  (fiesta  de  interés  turístico  provincial,  celebrado  durante  las  fiestas  patronales  de  julio)  así  como  el  espectacular  desfile  de  gala  de  moros  y  cristianos,  cada  15  de  agosto.

Referente  histórico  y  urbanístico  Marqués  de  Campo  es  una  de  las  calles  que  más  ha  marcado  el  devenir  de  la  configuración  de  la  ciudad  actual,  muy  especialmente  durante  finales  del  siglo  XIX  e  inicios  del  XX.    Es  también  eje  principal  del  conocido  en  Dénia  como  ensanche  de  extramuros,  ya  que  tras  el  derrocamiento  de  las  murallas  se  incorpora  a  la  ciudad  toda  la  zona  que  se  estaba  creciendo  fuera  del  recinto  amurallado.

Exponente de la época dorada de Dénia: el comercio de la pasa

Se  desarrolló  en  2  fases,  coincidiendo  fundamentalmente  con  la  importancia  creciente  del  comercio  de  la  pasa:  en  1880  se  iniciaron  las  primeras  alineaciones  y  obras,  y  en  1890  se  inaugura  el  Hotel  El  Comercio,  consolidando  así  el  primer  tramo  entre  las  actuales  calles  Carlos  Sentí  y  Diana.    En  la  parte  de  poniente  encontramos  los  mejores  ejemplos  de  vivienda  de  la  época,  con  su  homogeneidad  y  unidad.  En  esta  vía    se  situó  también  el  Teatro  Principal,  edificado  en  el  año  1869  y  actualmente  desaparecido.  La  apertura  del  2º  tramo,  que  conducía  al  mar  queda  paralizada  debido  a  la  existencia  de  3  almacenes,  por  lo  que  hasta  el  año  1917  no  se  produce  la  apertura  total  hasta  el  mar.  Destacan  como  modelos  representativos  del  siglo  XIX  el  edificio  ubicado  en  el  nº  17,  antiguo  hotel  el  Comercio,  cuya  fachada  se  encuentra  chapada  con  azulejos  originarios  de  Portugal  con  policromía  y  motivos  geométricos;  así  como  en  el  nº  7  de  la  calle,  que  hace  esquina  con  el  nº  11  de  la  calle  Diana,  el  cual  posee  un  buen  estado  de  conservación,  datado  entre  1873  y  1900  y  con  varias  remodelaciones  posteriores.

Pero cualquier momento es bueno para pasear por este vial, contemplar sus fachadas, entrar en alguno de sus numerosos comercios o simplemente tomar un café disfrutando del paso de la gente. No dejéis de hacerlo. Es un consejo de La Guía del Turista.

Leer Más

valero de palma

La casa de la Marquesa Valero de Palma: ejemplo del auge de la burguesía dianense

Hace tan sólo unos días se ha conocido que la rehabilitación de la Casa de Valero de Palma ha echado a rodar. El proyecto, en espera ya desde hace años, prevé que tal inmueble, ubicado en la céntrica calle Cavallers en Dénia, se convierta en un museo de historia que pueda dar continuidad a los fondos y testimonios históricos que alberga el actual Museu Etnològic, ubicado en unas dependencias colindantes a la citada casa.

Estos trabajos no sólo permitirán a Dénia y a la Marina disponer de un nuevo espacio museístico, sino también recuperar un caserón que forma parte del patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad y la comarca, poniéndolo en valor y facilitando que se pueda visitar y apreciar por vecinos y turistas.

Ambas fincas, ubicadas como hemos dicho en la calle Cavallers (en pleno centro de la ciudad) y situadas también junto a la que ya está siendo rehabilitada en la vecina calle Sant Josep, constituyen una muestra y testimonio directo del ascenso y poder de la clase burguesa durante la etapa dorada que vivió la ciudad en la segunda mitad del siglo XIX y primeros años del siglo XX,  a consecuencia del comercio de la pasa.

En sus orígenes fue una vivienda en época árabe, pero también llegó a ser un palacete, hacer las labores de escuela, convertirse en un hospital y, hasta 2006, sede del Conservatorio de Música Tenor Cortis de Dénia. Su arquitectura, historia y esencia hacen que esta vivienda constituya, sin duda, una de las mejores muestras de las lujosas viviendas construidas por la burguesía en pleno centro histórico durante la época de esplendor de la exportación de la pasa.

Una zona que, desde el blog de La Guía del turista, os invitamos a conocer. Un paseo por las calles adyacentes a la plaça de la Constitució (que acoge al Ayuntamiento) os servirá para contemplar grandes y excepcionales caserones cuyas dimensiones y estructura hablan de una clase social emergente y acomodada que lideró el crecimiento de la ciudad, constituyendo parte fundamental de su etnología e idiosincrasia.

 

Valero de Palma

Su nombre, casa de la marquesa Valero de Palma, está relacionada con Álvaro Valero de Palma, destacado político de finales del siglo XIX. Miembro del Partido Conservador, fue elegido diputado por el distrito de Denia en las elecciones generales españolas de 1899 y 1903, tras las que hubo graves incidentes provocados por los seguidores del candidato que no fue elegido, Luis Armiñán Pérez, quien contaba con el apoyo de José Canalejas. Denunció el caciquismo en la Marina Alta y recibió el citado título de marqués en 1902 del papa León XIII.

Leer Más

dna

Homenaje a la gastronomía del Mediterráneo

En sólo unos días Dénia y la Marina Alta acogerán una de las principales citas gastronómicas en nuestro país: el Festival DNA, que reunirá en la ciudad a 20 chefs con 15 estrellas Michelin y a 18 de las 19 ciudades creativas de la Gastronomía de la Unesco existentes en todo el mundo. Con Quique Dacosta como comisario gastronómico, este evento de primer orden (el más importante que se celebra en la Comunitat Valenciana) cuenta con la organización del Ayuntamiento de Dénia y la Agencia Valenciana de Turismo. Será el fin de semana del 30 de septiembre y 1 de octubre en un marco fantástico: e paseo de la Marineta Cassiana.

Una historia rica y con fundamento

Dos intensos días repletos de actividades donde no faltarán puestos de restauración que ofrecerán deliciosas tapas,  food trucks,  productores y artesanos, charlas, workshops y talleres de cocina, actividades infantiles… en lo que se presenta como un gran homenaje a nuestro estilo de vida, basado en la gastronomía mediterránea. Esa de la que La Marina, en general, y Dénia, en particular, ha sido siempre exponente desde sus orígenes. Y es que las singulares características de nuestra ciudad han propiciado que a lo largo de los años  y  de  los  siglos  hayan  sido  muchas  las  civilizaciones  que  escogieran este  punto  del  Mediterráneo  para  fijar  su  residencia.

Íberos,  fenicios, romanos,  visigodos,  árabes…todos  pasaron  por Dianium, Daniya  o  ,más recientemente, por la Vila y luego ciudad de Denia, dejando su impronta en una  población  que  ha  ido  enriqueciéndose  gracias  a  las  aportaciones  y cultura de todos estos pueblos  milenarios. La gastronomía, en este sentido, no es una excepción. Porque,  si  los  íberos  ya  cultivaban  vino  en  la  Punta  de  Benimaquía,  en  el mismo  Montgó,  los  fenicios,  como  buenos  comerciantes,  importaron  aquí su  saber  para  conservar  el  pescado  fresco  mediante  la  técnica  de  la  sal, dando  lugar  a  toda  una  tradición  de  salazones  y  adobos  que  se  fueron transmitiendo  de  generación  en  generación  y  que  constituyen  la  expresión de  los  sabores  del  mar.  La  melva,  el  bacalao,  las  anchoas  o  algunos derivados del atún como la mojama o el sangacho bien lo saben, sin olvidar los escabechados de Jurel (sorel), caballa, bonito o sardinas.

Especies  de secano que son  referencia  hoy día en  La Marina  Alta como el olivo,  el  almendro,  la  vid  u  otros  frutos  secos  vinieron  de  la  mano  de las galeras romanas, que también  importaron  hasta el municipium de Dianium gran cantidad de salsas, salazones y derivados del pescado como el garum, muria, hallec,  etc.  Aunque  para  influencia,  la  de  los  árabes,  que  fundaron Daniya (reino de Taifa dominador de un vasto territorio que se extendía más  allá  de  las  Baleares)  y  la  llenaron  de  aromas  gracias  a  sus  especias, múltiples   infusiones,   extraordinarios   dulces   y   una   gran   cantidad de manjares  procedentes  de  cultivos  hasta  entonces  desconocidos  para  los moradores  de  estas  tierras,  pero  que  son  emblemas  hoy  día  del  campo valenciano, caso del arroz o la naranja.

Visigodos,  repobladores  cristianos  del  norte  y  de  las  Baleares,  moriscos, mudéjares…todos  ellos  aportaron  a  nuestros  antepasados  la  manera  de entender  la  cocina  en  este  rincón  del Mare  Nostrum,  donde  comer  es mucho  más  que  un  modo  de  subsistencia,  convirtiéndose  en  un  arte,  un placer  para  los  sentidos.  Un  modo  de  vivir  y  disfrutar  la  vida  en  familia, con  amigos…pero  siempre  alrededor  de  una  buena  mesa  llena  de  buenos productos, aquellos que podréis encontrar en sus muchos restaurantes…y que podréis disfrutar de manera especial con la celebración del DNA: Festival Gastronómico de Dénia.

Leer Más

ruta molinos

La ruta de los molinos del Montgó

El Parque Natural de El Montgó ofrece distintas rutas para disfrutar del paisaje, las vistas y un fantástico patrimonio natural y también cultural y arquitectónico.

Una de las formas de hacerlo es recorriendo la conocida como ruta de los molinos que separa Dénia y Xàbia, que nos permitirá visitar el conjunto de molinos de viento de mayor importancia histórica de la Comunidad Valenciana: los once molinos de viento de la Plana.

Este itinerario que une ambas ciudades está considerado de dificultad media y se extiende a lo largo de 8.8 km, por lo que tardaremos en torno a tres horas en completarla. Se inicia al final de la playa de Les Rotes, concretamente desde la Torre del Gerro. Desde aquí, empieza una subida con unas majestuosas vistas panorámicas de Denia, de la costa valenciana y la bahía de Jávea.

La ruta recorre la zona de Las Planes y los escarpados acantilados de Cabo de San Antonio, un lugar perfecto para descansar o hacer un picnic mientras observamos a Jávea a un lado y a Denia al otro. Con un poco de suerte podremos avistar cetáceos, ya que el Cabo de San Antonio es una zona habitual de paso de algunas especies de ballenas como el Torcualo.

La senda prosigue a través de matorrales, bosque y viejas granjas, así como por los emblemáticos molinos de viento para después descender hasta el puerto de Jávea con sus pintorescos yates y barcos pesqueros

Molinos de trigo

Estos molinos son uno de los principales alicientes de la ruta. El más antiguo de ellos data del siglo XIV, aunque la mayoría tienen un origen en el XVIII . Desde la construcción del primer molino y hasta finales del siglo XIX, estas edificaciones de piedra constituyeron una parte importante de la economía regional. Se utilizan fundamentalmente para moler trigo.

Tres de estos molinos son propiedad del ayuntamiento de Jávea y se han reparado progresivamente. En 2008 se llevó a cabo la primera iniciativa para repararlos aunque la iniciativa no ha tenido continuidad.

Leer Más

fallas

Fuego, música y pólvora en La Marina

Ya huele a pólvora. Ya se escucha la música. Ya llega la primavera. Ya están aquí las fallas. En Valencia…y también en La Marina. Dénia, Pego, Calpe y Benidorm ya calientan motores para vivir con intensidad la fiesta josefina. A lo largo de esta semana los ninots irán progresivamente ganando la calle para dibujar esas creaciones de cartón-piedra que admiran al mundo entero.

Porque desde el pasado mes de diciembre, las fallas son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Un nombramiento que asegura la supervivencia de esta fiesta, de este arte y de esta celebración social y cultural protagonizada por el fuego. Una fiesta que, tal y como reconoció la Unesco, «salvaguarda las artes y oficios tradicionales» mediante esculturas satíricas creadas por artistas locales.

Efímeras pero intensas, las fallas son una fiesta singular donde las haya.  Además del componente estrictamente artístico (colorido, formas, belleza…) esos ninots responden a unos parámetros relacionados con la sátira y la crítica social, como se puede comprobar en los mensajes que los acompañan. Además, falleros y falleras, con sus vestimentas típicas se encargan de animar las calles y barriadas donde se asienta el monumento al ritmo de los pasodobles que tocan las muchas bandas que esos días hacen horas extras durante los pasacalles.

Pero si la música es un componente esencial de las fallas, no lo es menos la pólvora. La de las tracas que se lanzan cuando se recogen a las falleras, la de las mascletàs que se disparan en cada distrito fallero y la de los fuegos artificiales que se lanzan cuando el monumento está consumiéndose por las llamas.

Ese fuego purificador que hace desaparecer esas fantásticas creaciones en un abrir y cerrar de ojos, pero que es componente esencial para cerrar un ejercicio y abrir inmediatamente otro. Porque el ciclo de las fallas no para. Las lágrimas que llenan de brillo la cara de las falleras el día 19 por la noche se convierte en entusiasmo y esperanza a partir del mismo día siguiente.

Capítulo aparte merece la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, especialmente en Dénia. Uno de los actos más importantes y esperados por falleros y falleras, que expresan su devoción hacia la patrona con una ofrenda de flores que sirve para confeccionar el manto de la virgen en la plaza del Convento. Las comisiones falleres se visten sus mejores galas y hacen ostentación de diseños florales durante la mañana del día 19, festividad de San José.

Leer Más

gamba

La Gamba Roja vuelve a entrar en concurso

No queda nada. En breve estaremos disfrutando de nuevo con el Concurso Internacional de la Gamba Roja de Dénia, que este año alcanza su sexta edición. Una cita de primer nivel y que os recomendamos desde el blog de la Guía del Turista por el gran nivel de los participantes, la calidad del producto en cuestión y el escenario donde se lleva a cabo, en pleno Mercat Municipal de Dénia.  Una ocasión estupenda para ver de primera mano como chefs de todo el país diseñan, elaboran y emplatan unas creaciones donde la Gamba Roja es protagonista. Una cita con la mejor gastronomía y un espectáculo para los sentidos de dianenses, turistas y visitantes.

El Concurso Internacional de Cocina Creativa de la Gamba Roja de Dénia tendrá lugar el próximo  28 de febrero y al que se inscribieron más de 70 cocineros  procedentes de diferentes comunidades autónomas españolas así como chefs internacionales llegados de Bali (Indonesia), Bergen (Noruega) y Parma (Italia), estas dos últimas, también Ciudades Creativas de la Gastronomía como lo es Denia. Esta elevada e importante participación habla de un certamen plenamente consolidado en el panorama gastronómico nacional y que está dando pasos firmes y de gigante a nivel internacional.

A ello contribuye y mucho la presencia de un jurado de prestigio que está presidido por Julia Pérez, crítica gastronómica y autora del blog Gastroactitud; y donde figuran también José Carlos Capel, periodista, crítico gastronómico y director de Madrid Fusión; Santos Ruiz, gerente de la D.O. Arroz de Valencia y autor del blog Gastroblog; Jesús Terrés, crítico gastronómico y director de Guía Hedonista; Fran Martínez, cocinero de Maralba, en Almansa; Alberto Ferruz, cocinero de Bon Amb, en Xàbia; Pedro Morán, de Casa Gerardo y Begoña Rodrigo, chef del restaurante valenciano La Salita. Asimismo este certamen cuenta desde sus orígenes con la colaboración y el respaldo de Quique Dacosta.

Los seleccionados para la gran final son Antonio Villaescusa, del restaurante Maestral (Alicante); José Primo, de La Borda d’Costa (Puerto de Sagunto); Lorenzo Anchelergues, de Lillas Pastia (Huesca); Ismael Cano, de Venta del Sotón (Esquedas-Huesca); Antonio Rubio, del Mesón Campero (Linares-Jaén); Hugo Sabater, de El Bohío (Illescas-Toledo); José Luis Adán, de Benares (Madrid); José Carlos Lóez Gámiz, del restaurante Origen de José Carlos Gámiz  (Puigcerdà-Gerona).

Cada uno de llos deberá elaborar ocho platos iguales de la receta escogida para presentarlos a cada uno de los miembros del jurado. Cada cocinero aportará los ingredientes para la elaboración de su plato, a excepción del ingrediente protagonista, la gamba roja, que entregará la organización por cortesía de la Cofradía de Pescadores de Dénia. La presentación de platos al jurado será efectuada por alumnado del certificado de profesionalidad de servicio en restaurante del CdT de Dénia.

El concurso establece tres premios: un primero dotado con 2.500 euros más un cheque de 1.000 euros para la adquisición de suministros de hostelería; un segundo de 1.500 euros y un tercer premio dotado con 1.000 euros.

 

 

 

 

Leer Más

rotas2

Un paseo por Les Rotes (II)

Retomamos la ruta del paseo por Les Rotes, iniciada en un anterior artículo del blog de La Guía del Turista. Nos situamos en el paseo de Les Rotes, junto al mar, en el kilómetro 2, aproximadamente. Tras  recorrer  durante  tres  kilómetros  este  paseo  que  nos permite  disfrutar  de  un ambiente relajante, auténticamente marinero y con unas bellas vistas, tenemos la opción de desviarnos por el carrer  del Lleó, que enlaza con el Carrer de Lliura; al final de éste último, y a la derecha, nos sorprenderá la presencia de la Ermita de las Rotas.

Se trata de un  curioso  edificio  vinculado  a  la  época  del  comercio  de  la pasa, que tuvo  su  máximo esplendor  durante  el  Marquesado  de  Dénia,  entre  finales  del  S.XVIII  y  S.XIX.-Una  época  en  la  que  una  relevante  población  de  gente  inglesa  se  estableció  en  la  ciudad creando una potente red comercial, y con ellos se engendró la semilla del protestantismo en Dénia.

La ermita corresponde a una Iglesia Evangélica Bautista, cuyo origen data del S.XIX y en la que se celebraban misas en inglés y en alemán (iglesia Luterana). Volviendo  a  la  senda  original  que  transcurre  en  contacto  con  el  mar,  dejaremos  atrás varios restaurantes de referencia y varias zonas de baño características, como las playas de  El  Trampolí  o  la  Punta  Negra,  que  destacan  por  la  limpieza  y  transparencia  de  sus aguas  cristalinas,  pobladas  por  peces  de  colores  y  otras  especies  que  se  camuflan aprovechando  las  rocas.  Cuando  llegamos  al  final  del  camino,  nos  toparemos  con  un restaurante  y,  a  continuación,  distinguiremos  el  final de  la  Carretera  asfaltada  de  Les Rotas.

A  lo  lejos  ya  habremos  adivinado  la  estampa  del  acantilado  del  Cabo  de  San Antonio,   aunque   al   arribar   a   una   pequeña   rotonda   donde   se   corta   la carretera, observaremos  un  mirador  cuyas  panorámicas  resultan  impresionantes,  con  acantilados que poseen una altitud de 160 m.

Cabo de San Antonio

Si no nos conformamos con verlo desde la distancia, sí existe la posibilidad de disfrutar del Cabo de San Antonio en toda su extensión. No obstante, y aunque existe una senda para  llegar  a  pie  desde  la  Torre  del  Gerro,  lo  más  fácil  y recomendable  será  coger  el vehículo  y  salir  de  Dénia  por  la  carretera  asfaltada  en dirección  a  Les  Rotes,  aunque tomando posteriormente un desvío a la derecha hacia Sabia.

Es la denominada carretera de  Les  Planes,  espectacular  por  sus  vistas  y  el  entorno natural  que  atraviesa,  pero peligrosa por su estrechez y el gran número de curvas pronunciadas que lo caracterizan, obligando  al  conductor  a  extremar  la  precaución.  En  la  parte  superior  de  este  pequeño puerto   de   montaña,   y   antes   de   iniciar   el   descenso   hasta   Xàbia,   a   la   izquierda encontraremos el cartel que  indicará el acceso al  Cabo de San  Antonio,  justo donde se sitúa el faro.

Leer Más

rotas

Un paseo por Les Rotes (1)

Una de las rutas más fáciles y atractivas que podemos disfrutar en Dénia comprenderá  el  litoral  sur  de  la  ciudad, conocido  como  área  de  Les  Rotes,  cuya  belleza  paisajística  no  pasará  desapercibida. Partiendo de la Oficina Municipal de Turismo (en la plaza Oculista Buigues) en dirección sur alcanzaremos en primer lugar los antiguos barrios de pescadores, situados en el margen derecho, y articulados en torno  a  dos  plazas  sitas  al  final  de  las  calles  Amaltea  y  Aldebarán.  Los  azulejos  de algunas  fachadas  disiparán  cualquier  tipo  de  duda  sobre  el  origen  marinero  de  este enclave sumamente característico y con sabor a mar.

Poco  más  adelante  requerirán  nuestra  atención  las  instalaciones  del  Real  Club  Náutico de Dénia, donde conviven la tranquilidad de los amarres para barcos de hasta 20 metros de eslora con la frenética actividad que protagonizan las escuelas de remo, vela y piragüismo.  Siguiendo  por  la  acera  exterior  de  la  izquierda,  y siempre  paralelos  al  mar toparemos  con  una  rotonda  presidida  por  el  monumento  del  Montgó, obra  del  escultor Castejón, en homenaje a este monte que cobija la ciudad.

A  la  izquierda  de  la  rotonda  se  halla  la  Escollera  Sur,  lugar donde  se  ubica  el  puerto deportivo La Marina de Dénia. Se trata de una de las zonas de moda de la ciudad, tanto por su privilegiada situación, con un paseo de madera desde el que se divisa bien firme el Montgó y la bahía que dibuja la Marineta Cassiana, como por la reciente construcción de   amarres   para   embarcaciones   y   yates   que   alcanzan   los   60   metros   de   eslora, despertando la admiración de los viandantes.

La presencia de varias escuelas deportivas y de numerosos comercios, restaurantes, pubs  y terrazas  llenan todo este espacio de un aire  modernista  e  ibicenco  que  lejos  de  transgredir la  idiosincrasia  de  la  ciudad  se contagia  por  su  entorno  monumental  y  paisajístico,  pero  dotándolo  de  un  irresistible toque de glamour que atrapa al turista y enorgullece al residente. Tras  visitar  el  puerto  volvemos  a  la  rotonda  con  el  Monumento  del  Montgó  para continuar  el  paseo  que  recorre  la  orilla  de  la  playa  de  la  Marineta  Cassiana,  única  de arena de Les Rotes, y lugar frecuente de paseo, relax y tertulia de visitantes y dianenses.

Al  final  del  mismo  abandonaremos  la  Marineta  Cassiana  y  divisaremos  las  primeras calas rocosas, de  las  muchas que diseñan  el  litoral  más  meridional de  la ciudad. Ya en este punto el  visitante se percatará de la gran belleza  y por momentos espectacularidad de este paisaje agreste, donde los colores verde y azul del mar, así como la transparencia de  las  aguas  y  los  recovecos  que  realiza  la  costa  nos  llevarán  a  la  relajación.  Todo  un escenario  de  fondos  marinos  que  exigen  ser  explorados  y  que  comparten  una  misma denominación  de  origen:  La  Reserva  Marina  del  Cabo  de  San  Antonio,  con  especial protección medioambiental por su variedad y riqueza. Paseantes  y  ciclistas  forman  parte  indiscutible  del  paisaje,  al  igual  que  los  múltiples bancos  y  lugares  recogidos  que  están  pensados  para  la  relajación  mientras  se  disfruta con  la  estampa  del  mar,  se  sigue  la  trayectoria  de  las  gaviotas  surcando  las  aguas  o  se saborea un buen libro escuchando el ir y devenir de las olas.

Leer Más

hort-ale

Temps de Pansa en La Marina

L’Hort de l’Alé y el Museuo Etnológico de Dénia

La Marina, bautizada recientemente como el Reino del Moscatell, sigue promocionando el patrimonio y la cultura relacionado con el cultivo de la pasa.  Tras celebrarse recientemente l’Escaldà en el riurau de Jesús Pobre (en una de las celebraciones más singulares), en septiembre y octubre se ha puesto en marcha un programa llamado Temps de Pansa que os permitirá conocer un poco más sobre el mundo de la pasa y el moscatel, sus costumbres, tradiciones, arquitectura  e historia.

La programación se articula en torno a tres escenarios emblemáticos: l’Hort de l’Alé, situado en el término de Pedreguer, el castillo de Dénia y el Museo Etnológico de Dénia, que este año cumple el veinticinco aniversario de su apertura. Ambos podrán disfrutarse a través de visitas guiadas que se desarrollarán los domingos del mes de septiembre y parte de octubre a partir de las 10.30 de la mañana, con una duración media de algo más de dos horas. Información e inscripción: 96 642 02 60. De 10.30 a 13.00 horas (excepto lunes).

Programa:

-El domingo  25 de septiembre se visitará L’Hort de L’Alé, situándose el punto de encuentro en la entrada de la urbanización La Sella.

-El domingo 18 de septiembre se visitará  el Castillo de Dénia, situándose el punto de encuentro en la recepción Castillo.

-Y el domingo 2 de octubre el Museo Etnológico de Dénia, en la calle Cavallers, número 1.

Todos los     participantes          recibirán      como regalo la edición limitada y facsímil de 10 postales, de c.1906, de A. Fabert. La Industrial Fotográfica. Valencia. Edición conmemorativa del 25 aniversario del Museu Etnològic de Dénia.

 

L’Hort de l’Alé

L’Hort de l’Alé es lo que queda de una finca que originariamente tenía treinta fanegas de secano donde anteriormente a olivos y naranjos residieron muros de piedra seca y bancales donde se cultivaba la vid del moscatel.

La vieja casa -prototipo de casa-corral- de mediados del siglo XIX (c. 1830), con la naya y arcada orientada a oriente y la fachada principal con dos arcos y dos aspilleras de visura y escopeta, sigue siendo un testigo excelente de aquel tiempo en que el viejo proceso de elaboración de la pasa, el escaldado de la pasa, hizo que se crearan nuevas arquitecturas; entre ellas, galerías con arcada para alojar los cañizos apilados con la uva en proceso de secado. En ella destaca su magnífica estufa, construida en las postrimerías del siglo XIX, constituyendo toda una innovación para la época que permitió acortar el tiempo de elaboración de la pasa; y el horno de escaldar,

El Museu Etnológic de Dénia

En cuanto al Museu Etnológic, enclavado en una casa de la antigua burguesía sde la calle Cavallers, presenta una propuesta museográfica centrada en la pasa y su tiempo dorado, así como en los avances y el progreso de la ciudad de Dénia durante la segunda mitad del siglo XIX y los albores del XX. El museo ofrece entre sus contenidos el cultivo de la vid, el proceso de elaboración de la pasa y su comercio ultramarino eran los contenidos, en diálogo con atrezos y escenografías de cómo vivía y vestía aquella burguesía de Dénia, que se benefició de la exportación de la pasa a Europa y América.

Leer Más